Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración Aceptar

El Barça se abona a la locura

Pin
Suárez empató rápido y evitó una sorpresa aún mayor. EFE

El Barça se abona a la locura

Sergio Álvarez por Sergio Álvarez @gegi01 - 12 +25k

El equipo azulgrana tiene que ser azuzado por el Valencia para volver a remontar en su lucha hacia un título liguero que parece en manos del Real Madrid.

45 minutos de plena locura ofensiva y de espacios en defensa marcaron un Barcelona-Valencia sorprendente, en el que los visitantes tuvieron una gran ocasión de puntuar, pero en el que se vieron frenados por la expulsión de Mangala.

Digno de estudio lo del central francés, que un día fue fichaje estrella del Manchester City y hoy es un defensa común, sin estrella, de los muchos que pueblan los equipos de la zona baja de Primera División. Ojo, efectivos, eso sí, pero sin el glamour de ser presentados con vitola de cracks por todo un Manchester City.

El francés adelantó al Valencia en una acción a balón parado que llegó tras un fallo garrafal de Munir ante Ter Stegen. El Barcelona, que tiene una cruz particular con los saques de esquina, volvió a hacer aguas y permitió que el Valencia se adelantara como ya había hecho hace un año.

Concesiones defensivas.

El partido, por suerte para los azulgranas, siguió un guion diferente, con el Barcelona fallando ocasiones de todos los colores (hasta 28 veces tiraron los azulgranas a portería), pero también dejando muchos huecos atrás y dando múltiples posibilidades al Valencia de puntuar.

Pero los 'chés' también eran una feria atrás. En un saque de banda, Neymar encontró solo en el área a Luis Suárez, que anotó con mucha clase el 1-1.

El dominio de los de Luis Enrique era cada vez mayor, pero era directamente proporcional al hueco que dejaban con la poco engrasada defensa de 3 en defensa. Mangala derribó a Messi en la frontal para ver la amarilla, pero ni esa advertencia le libró de ser el protagonista destacado del partido.

Con la primera parte agonizando, Luis Suárez le ganó la posición al defensa francés en un balón a la espalda y Mangala sólo pudo agarrar al uruguayo para evitar el 2-1. Roja y penalti que transformó Messi después del ya habitual juego de palabras entre él y su verdugo favorito, Diego Alves.

Como el partido iba de locura, todavía antes del descanso el Valencia aprovecharía las fisuras defensivas de los locales para llevar el empate al marcador. Gayà se quedo solo y regaló el 2-2 a Munir, que pidió perdón por anotar ese tanto que tanto le costó marcar otras temporadas con otros colores.

Escasa efectividad.

Se avecinaba embestida para la segunda mitad y fue lo que sucedió. El Valencia se convirtió en un muro sólido y no le perdió la cara al encuentro, teniendo alguna oportunidad a la contra porque en el Barcelona, al margen de Umtiti, Mascherano y Piqué, no defendía nadie.

Messi salió al rescate de los azulgranas pronto, con un golazo con su pierna mala -o la menos buena, mejor dicho-, pero la sentencia no llegó hasta el último minuto. Lo hizo para confirmar que el partido estaba loco, por mediación de André Gomes, que se estrenó así con su nuevo club ante el que fue su equipo hasta el año pasado.

Abonado a remontar -y a los sustos-, el Barcelona deja más dudas que buen juego de cara a la recta final de la temporada. No está mejor su rival, y de eso bebe un Barcelona que aún no descarta pegar el último gran trago de la temporada llevándose el título en España.

Sergio Álvarez

Sergio Álvarez

noticias 2,874 RANK 11
lecturas 42M RANK 2
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook