Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración Aceptar

El Barça se gana un hueco en la historia del fútbol

Pin
El Barça levantó un 4-0 de la manera más épica posible. AFP

El Barça se gana un hueco en la historia del fútbol

Sergio Álvarez por Sergio Álvarez @gegi01 - 165 +62k

El equipo azulgrana acaba con el ultradefensivo planteamiento del PSG y remonta el 4-0 del Parque de los Príncipes en 5 minutos para la historia.

Épico, mágico, inexplicable. El Barcelona cuajó uno de los mejores partidos de su historia y entró en los cuartos de final de la Champions League por la puerta grande tras 90 minutos de puro fútbol y puro Barça.

Los azulgranas asfixiaron en la prisión a un PSG irreconocible y ultradefensivo que no fue ni una sombra del majestuoso equipo que machacó al Barcelona en el encuentro de ida.

Sabían los de Luis Enrique que podían meter 4, 5 ó 6 y acabaron haciéndolo cuando menos se esperaba, con el equipo totalmente roto tras el 3-1 de Cavani. Y lo que es aún más difícil, con 5 minutos por jugarse.

La primera parte fue un repaso de principio a fin y el Barcelona se fue 2-0 al descanso. No tuvo ocasiones para mucho más, pero la sensación de peligro y agobio fue constante para los parisinos, totalmente irreconocibles por el planteamiento 'hiperultradefensivo' de Emery.

Luis Suárez dio pie a la remontada con un tanto antes de los primeros 5 minutos. No fue su gol más bonito, ni mucho menos. Pero dejó ver los nervios que tenía un PSG que antes del pitido inicial parecía un rival poco menos que imbatible.

El Barcelona dominó, tuvo la posesión y recuperó rápidamente, pero las ocasiones no terminaban de ser claras. A falta de florituras, una pelea hasta la misma línea de fondo de Iniesta se convirtió en un taconazo que Kurzawa se metió en propia puerta. Casi sin saber cómo, el Barcelona estaba 2-0 en su gran cita.

Reacción parisina.

Los azulgranas tenían la mitad del trabajo hecho, pero faltaba lo más difícil. Emery -por fin- tiró adelante a los suyos tras el descanso y el PSG fue otro, aunque quien hizo el tercero, casualmente, fue el Barcelona. De nuevo prácticamente nada más empezar, el Barça tenía lo que necesitaba para creer en la remontada.

Pero el cansancio de los de Luis Enrique era cada vez más evidente. Lo supo ver el PSG, que cada vez llegaba con más peligro. No nos engañemos, no abrumó con sus ataques, pero seleccionó todos y cada uno y los pocos que tuvo rozaron siempre un gol que era un k.o. instantáneo.

No lo hizo Cavani a la primera, pues se topó con el palo, pero sí a la segunda en un balón colgado al área que bajó Kurzawa y el uruguayo llevó a la red.

Épica, locura, fútbol.

El Barça, como era de esperar, se vino abajo, pero a los azulgranas les faltaba aún una gran remontada en la historia. Parece que ni ellos mismos eran conscientes, pero es que hasta los detalles estuvieron a su favor. Di María perdonó en un contragolpe el 3-2, que hubiera sido más que definitivo, y Neymar parecía maquillar el resultado de la eliminatoria con un golazo de falta directa a dos minutos del final más el añadido.

El brasileño, como disfrazado de Sergio Ramos, se echó a los suyos a la espalda y desbordó una y otra vez a Meunier en su banda. Antes de entrar en el descuento, Luis Suárez se inventó un penalti inexistente que el propio Neymar llevó a la red.

Quedaban 5 largos minutos, que Ter Stegen vivió en el área de Trapp y que finalizaron con un nuevo centro de Neymar y un remate a la red de Sergi Roberto a la desesperada. El canterano, ausente en el once inicial y gran sacrificado por Luis Enrique junto a Jordi Alba, puso el broche de oro a un partido inolvidable y, quién sabe si por azar del destino, dejó la marca de La Masia en la remontada.

No hubo juego preciosista ni goles espectaculares, pero el fútbol se abrió hueco a empujones en un día señalado ante el antifútbol planteado por el PSG desde el minuto 1. Este equipo ya está en la historia. Y no por detalles individuales de la 'msn', sino porque fue un EQUIPO de principio a fin.

Sergio Álvarez

Sergio Álvarez

noticias 2,874 RANK 11
lecturas 42M RANK 2
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook