noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Año nuevo, vida vieja

Pin El Real Madrid volvió a las andadas y pinchó en casa. AFP
El Real Madrid volvió a las andadas y pinchó en casa. AFP

Año nuevo, vida vieja

Sergio Álvarez por Sergio Álvarez @gegi01 - 25 +40k

El Real Madrid volvió a las andadas en su estreno en el Santiago Bernabéu. Ilusionó por momentos, pero volvieron a volar puntos del templo blanco al final. Benzema trató de arreglarlo, pero Sergi Guardiola dejó las cosas como estaban.

94 minutos tardó el Real Madrid en convertir la ilusión de Vigo en un espejismo. Los blancos olvidaron en tierras gallegas su sorprendente efectividad y regresaron a los errores del pasado ante el Real Valladolid. En su vuelta a casa, cuando su afición esperaba una reconciliación definitiva.

No es que los de Zidane jugaran mal. Tampoco es que no tuvieran ocasiones. Pero apenas pusieron a prueba a Masip, malogrando una batería de oportunidades sin que el arquero visitante tuviera que intervenir en toda la primera parte.

El técnico galo apostó por un once 'vintage' para el retorno al Bernabéu. Bale, Isco, James... la afición parecía ilusionada con la vuelta de los hombres que facilitaron las tres Champions consecutivas. Y el Real Madrid convenció por momentos.

El equipo blanco monopolizó la posesión ante un Real Valladolid más preocupado de defender que de pisar área 'merengue'. Visto a toro pasado, no era mal plan, aunque en la primera parte fue un verdadero milagro que los de Sergio no encajaran un gol.

Mientras los blanquivioletas sufrían, los de Zidane se dedicaban a fallar ocasiones de todos los colores. Hasta doce veces puso el Real Madrid a prueba a la zaga pucelana en la primera parte, aunque a la hora de la verdad Masip apenas tuvo que intervenir. El ex del Barça estuvo bien resguardado por un imperial Kiko Olivas y unos solventes Salisu, Nacho y Javi Moyano.

El Real Valladolid empezó a jugar con la impaciencia 'merengue'. Los blancos echaron el resto para irse con ventraja al descanso, pero en vano. James lo probaba desde todos los lugares del ataque y Bale era el de las mejores ocasiones, pero la gasolina se empezaba a agotar.

Tras el descanso, el conjunto blanquivioleta decidió dar un paso adelante. Sin presión tras ganar en el Villamarín, coqueteó con un triunfo histórico en el Santiago Bernabéu. Guardiola y Ünal empezaron a combinar y Sergio Ramos volvió a aparecer para salvar a los suyos con dos cortes providenciales en sendos contragolpes.

Sin puntería no hay victoria

En ataque, con Bale y Vinicius, sustituto de Isco, desdibujados, Benzema parecía el único capaz de sacar al equipo blanco de un lío. Avisó Luka Jovic, eso sí, pero se topó con el larguero en su primer toque de balón. Y respondió el Valladolid, que pudo adelantarse en consecutivas acciones de Waldo y Sergi Guardiola.

De cualquier forma, iba a ser el galo el encargado de hacer buenos los pronósticos. El francés, que estaba tocado por una acción interior, se inventó un latigazo desde la frontal que encendió el Bernabéu y derribó la resistencia pucelana. El 'gol del cojo' para solventar la papeleta.

Para entonces, el Valladolid estaba mucho más entero que un Madrid desfondado. Y por eso no tardó en empatar. Óscar Plano encontró con un pase precioso a Sergi Guardiola y el mallorquín no perdonó, superando a Courtois por debajo de las piernas.

No quedaba mucho tiempo más y el equipo castellano supo defender el botín. Si el Valladolid ya había avisado en su última visita al Bernabéu y perdió por detalles, en esta ocasión aprovechó un planteamiento aún mejor para dejar al Madrid con el molde.

Las sensaciones de Vigo desaparecieron y volvió el equipo desacertado en ataque y despistado en defensa. Por eso perdió el botín de la primera jornada a las primeras de cambio y dio aire a Barça y Atlético, que se frotan las manos viendo que este nuevo Madrid es el mismo de últimamente. En nombres, juego y puntería.

Sergio Álvarez

Sergio Álvarez

noticias 4,223 RANK 8
lecturas 67M RANK 2
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook