noscript image

Antaño hermanos, ahora rivales

Juan Ribón por Juan Ribón @ribju - 2 +13k

Pin De aquella Yugoslavia, estas Serbia y Montenegro. FSS/FSCG
De aquella Yugoslavia, estas Serbia y Montenegro. FSS/FSCG

Antaño hermanos, ahora rivales

Juan Ribón por Juan Ribón @ribju - 2 +13k

Serbia y Montenegro fueron uno hasta 2006, pero desde entonces han seguido caminos por separado. La Liga de las Naciones de la UEFA ha querido que estos antiguos compañeros de viaje se vean las caras en los terrenos de juego.

Cuando en 1992 la República Federativa Socialista de Yugoslavia saltó por los aires en lo que ha dado en denominarse las Guerras de Yugoslavia, únicamente una de las repúblicas autónomas que formaban la Federación se mantuvo al lado de Serbia: Montenegro.

Entre 1991 y 2001, Serbia y Montenegro afrontaron la escisión del resto de integrantes de la Federación. Primero fue Eslovenia, luego Croacia y Bosnia. Y cuando parecía que las aguas habían vuelto a su cauce, le llegó el turno a Kosovo.

De las cenizas de la antigua Yugoslavia se formó otra. La que integraron Serbia y Montenegro. La denominación de República Federal de Yugoslavia pervivió desde 1992 hasta 2003, cuando las diferencias entre las dos principales integrantes de esta Federación llevaron a una reforma constitucional y el consiguiente cambio de nombre del país.

Éste fue Unión Estatal de Serbia y Montenegro. Y así fue hasta la separación definitiva de 2006, cuando Montenegro declaró su independencia. Terminó así el último recuerdo de la vieja Yugoslavia. Los Balcanes habían adoptado su configuración presente, completada con la independencia unilateral de Kosovo de Serbia en 2008.

Serbia y Montenegro fueron de la mano durante catorce años. Combatieron juntas, pero también representaron juntas a un mismo país. También en el fútbol. Bien como Selección de Yugoslavia, bien como Selección de Serbia y Montenegro, este combinado nacional participó en los Mundiales de Francia 1998 y Alemania 2006, así como en la Eurocopa de Bélgica y Holanda del año 2000.

 

 

Excluida de la Eurocopa de 1992 por la guerra (Dinamarca participó en lugar de Yugoslavia, y ganó por sorpresa el torneo) y del Mundial de Estados Unidos 1994, Serbia y Montenegro no lograron clasificarse para Inglaterra 1996, pero fueron una de las sorpresas en Francia '98.

En el Mundial de Francia, Yugoslavia alcanzó los octavos de final. Encuadrada en el Grupo F con Alemania, Irán y Estados Unidos, pasó como segunda tras ganar a iraníes y americanos, y lograr un meritorio empate a dos contra 'die Mannschaft'.

En octavos se cruzó con Holanda, a la postre cuarta clasificada (perdió la final de consolación contra los vecinos balcánicos de Croacia). Un gol de Edgar Davids en el último suspiro privó a Yugoslavia de la prórroga. Quien sabe lo que hubiera pasado, aunque en cuartos esperaba Argentina, otro 'coco'.

Yugoslavia terminó décima aquel Mundial, pero la Guerra de Kosovo entre Yugoslavia y la OTAN entre marzo y junio de 1999 fue también un revés para el deporte. Aunque Yugoslavia logró clasificarse para la Eurocopa del año 2000, su desempeño fue discreto.

En la memoria de los españoles está el gol de Alfonso en la tercera jornada de la fase de grupos, que dio el pase a España a costa de Yugoslavia, que tuvo que pasar como segunda clasificada.

Quizá esta Yugoslavia fuera la mejor generación de los 14 años que Serbia y Montenegro fueron de la mano: Mihajlovic, Djukic, Stojkovic, Jokanovic, Milosevic o Mijatovic fueron algunos de los integrantes de aquel combinado nacional.

En cuartos de final de aquella Eurocopa volvió a cruzarse en su camino de nuevo Holanda, y en esta ocasión el castigo fue severo: 6-1 y a casa. Milosevic, en el 90', fue el que hizo el gol del honor.

Poco pudo hacer Yugoslavia ante la Holanda de Kluivert, Overmars, Cocu, Davids o Bergkamp. De haber pasado como primera de grupo, su rival hubiera sido Francia. De la sartén a las brasas, como España comprobó.

Yugoslavia no volvería a participar en un gran torneo internacional hasta 2006. Se perdió el Mundial de Corea y Japón y la Eurocopa de Portugal. Cuando volvió a la primera línea del panorama futbolístico mundial, lo hizo bajo una nueva denominación.

Ya no era Yugoslavia, ahora era Serbia y Montenegro. El Mundial de Alemania 2006 fue su única participación con ese nombre. Y fue decepcionante.

En un Mundial que jugaron Costa Rica, Trinidad y Tobago, Togo o Irán, Serbia y Montenegro ocupó el último lugar. Fue última de su grupo, perdiendo los tres partidos. Éste fue amable. Quedó encuadrada con Holanda, Argentina y Costa de Marfil.

Los neerlandeses, por tercera vez, vencieron a los balcánicos, con un gol de Robben a los 18 minutos de juego. Argentina abusó de Serbia y Montenegro en la segunda jornada (6-0). El sexto tanto fue obra de un joven delantero de apenas 18 años que ya apuntaba maneras: Leo Messi.

 

 

Costa de Marfil remontó el 0-2 de Zigic e Ilic acabando con la esperanza de al menos poder maquillar la matemática eliminación.

Aquel Mundial lo jugaron juntas Serbia y Montenegro pese a haberse separado apenas unos días antes. El 21 de mayo de 2006 se votó en un plebiscito la independencia de Montenegro, y el Parlamento montenegrino lo ratificó el 3 de junio. La situación política no fue, desde luego, la mejor para disputar un torneo de este calibre, como quedó demostrado.

A partir de entonces, Yugoslavia dejó de existir definitivamente. Serbia y Montenegro comenzaron a caminar por separado. Y, tras doce años de coexistencia, por fin se verán las caras en un partido de fútbol. Será en la Liga de las Naciones.

Serbia y Montenegro fueron encuadradas en el Grupo 4 de la Liga C. Se enfrentarán en la tercera jornada, en Podgorica, y en la quinta, en Belgrado. El primer duelo lo afrontan empatados a cuatro puntos, y co-liderando el grupo por delante de Rumanía y Lituania.

Nunca antes se han enfrentado estos antiguos compañeros de viaje, y la UEFA no ha puesto impedimentos para evitarlo (como sí hace con Serbia y Kosovo, ya que los primeros no reconocen la independencia de los segundos).

No será, eso sí, la primera vez que Serbia se enfrente a una ex república yugoslava. Contra la comúnmente denominada Macedonia (cuya escisión fue la única que se llevó a cabo sin derramamiento de sangre) ha jugado en tres ocasiones y contra Croacia y Eslovenia, en dos. Serbia nunca ha jugado con Bosnia, y mucho menos con Kosovo, claro está.

Por su parte, Montenegro sólo ha jugado contra Macedonia, también en tres ocasiones, y otros dos partidos contra Eslovenia. Nunca contra bosnios o croatas. Este encuentro será un paso más hacia la normalización de los Balcanes.

Juan Ribón

Juan Ribón

noticias 4,131 RANK 6
lecturas 24M RANK 11
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook