noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Así ha sido el camino del Basilea hacia su duodécima copa

Fernando N. por Fernando N. 0 234

Pin El Basilea ganó un nuevo título. EFE/Archivo
El Basilea ganó un nuevo título. EFE/Archivo

Así ha sido el camino del Basilea hacia su duodécima copa

Fernando N. por Fernando N. 0 234

El Basilea venció ayer al Sion por 3-0 en el Stade de Gèneve para ganar la Helvetia Schweizer Cup, la número 12 de su historia. Además, este título culmina la consecución del doblete. Repasamos la trayectoria del equipo de Urs Fischer hasta el ansiado trofeo.

El formato de la Helvetia Schweizer Cup es el siguiente: seis rondas a partido único, incluida la final. El Basilea arrancó en treintaidosavos de final, venciendo con sufrimiento al Rapperswil de Tercera División. El resultado fue de 0-1; el gol, de Jean-Paul Boëtius, ahora en el Genk.

En dieciseisavos de final, el ‘rotblau’ se topó con el Zug 94, de cuarta, una categoría menos que el Rapperswil. El Basilea volvió a pasarlo mal, pero venció por idéntico resultado (0-1) con tanto de Hoegh. El Zug acabó con uno menos.

En octavos, otro rival sencillo para los azulgranas: el FC Tuggen, de la categoría de bronce helvética. Esta vez, el Basilea sí se impuso con claridad: al descanso ganaba 0-4, con doblete de Boëtius y goles de Michael Lang y Álvarez Balanta. El partido finalizó 1-4, y los ‘bebbies’ accedieron a cuartos.

Ya en cuartos de final, un rival que asustaba: todo un histórico como el Zurich, de Segunda división (aunque volverá la próxima campaña a Primera). Los zuriqueses se adelantaron a los tres minutos con gol de Oliver Buff, pero Janko empató en el 21 y Lang puso el 2-1 al filo del descanso. A 15 minutos del final, Renato Steffen sentenció para el Basilea.

Seguía sin tocarle al Basilea un rival de la Raiffesen Super League: en semifinales se enfrentó al Winterthur, de la división de plata. Matías Delgado adelantó al ‘rotblau’ en el 54, pero la salsa llegaría en los últimos minutos. Akanji hizo el 0-2, pero Arxhend Cani recortó distancias y el Winterthur se creció. Aunque mucha gente pensaba en la machada del Winterthur, Alex Fransson los despertó del sueño en el descuento.

A partir de ahí, la final de Ginebra. El Basilea se medía a un Sion que venía de vencer al Lucerna en los penaltis, y cambió la historia para que el Sion se quedase sin título tras llegar a la final, algo que nunca había pasado. Los goles de Delgado, Traoré y Lang dieron la duodécima Helvetia Schweizer Cup de la historia del Basilea.

Fernando N.

Fernando N.

noticias 780 RANK 27
lecturas 1M RANK 33
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook