noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo
Pin De Rissa. EFE/Fabián Mattiazzi
De Rissa. EFE/Fabián Mattiazzi

De Rissa

Boca Juniors cayó en los dieciseisavos de final de la Copa Argentina ante Almagro, un equipo de la Primera B Nacional que nunca perdió la esperanza pese a irse al descanso abajo en el marcador. Debutó De Rossi con gol, pero con un amargo sabor por la eliminación.

"¡Qué gran día! Seguro que viene alguien y lo estropea", circula a menudo por nuestras queridas redes sociales. Eso exactamente debe pensar ahora un seguidor 'xeneize', en una jornada que pasó de ser el día de Rossi a una risa de día.

Y es que la imagen de Boca en la segunda mitad dejó mucho que desear. Con sólo un tanto de renta, los de Alfaro comenzaron a agarrarse a la ley del mínimo esfuerzo, una corriente que el fútbol suele castigar de forma severa.

Empezó el choque con el 'Xeneize' mandando. Todas las miradas estaban puestas en el debut de 'Il Capitano', a quien, por si alguna cámara no le estaba enfocando lo suficiente, se le ocurrió marcar su primer tanto en su primer encuentro con los de La Bombonera.

De Rossi remató de cabeza un saque de esquina para poner el 1-0, en una jugada en la que Almagro reclamó falta. Todo eran risas en los desplazados de Boca (como siempre, muchos, eso sí que no falla) y acabó siendo de risa.

Porque el error de Junior Alonso en el 1-1, primero, y el portero Díaz, al que se le vio poco atinado en las salidas durante el encuentro, después, es para, como poco, soltar 20 carcajadas irónicas al viento.

El segundo tiempo fue transcurriendo con una directa proporcionalidad entre la relajación de unos y la ilusión de otros. Los de Alfaro se encerraron en su campo y Almagro, aunque no apretaba demasiado, comenzó a acostumbrarse a ver de cerca la meta de Díaz.

En esas, llegó la doble pifia atrás de Boca. Alonso intentó despejar un envío, pero no calculó bien. El bote le llegó a Coscia, que vio a Díaz fuera de sus dominios e hizo la de Guti, pero sin taconazo. El modo 'low cost' de la genialidad del ex madridista.

Coscia tiró de sangre fría y cedió atrás para que Martínez, ex 'xeneize', pusiese las tablas a ocho minutos del final a puerta vacía. Y el castigo pudo ser peor, ya que los de la 'B' tuvieron alguna llegada que bien pudo ahorrarle la tanda a los espectadores.

Finalmente, la definición llegó a los once metros. Y ahí sí que fue de risa la actuación de Boca. Falló tres de sus cuatro lanzamientos, dos de ellos parados por Limousin. Ni Mac Allister, ni Hurtado ni Salvio lograron anotar. Almagro, con el cien por cien de efectividad, acabó de hacer historia en La Plata.

Carlos Torregrosa

Carlos Torregrosa

noticias 3,413 RANK 14
lecturas 32M RANK 9
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook