noscript image

Darío Silva, agente y camarero en sus ratos libres

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 2,300

Pin Darío Silva, echando un cable en la pizzería. Capturas/El Chiringuito
Darío Silva, echando un cable en la pizzería. Capturas/El Chiringuito

Darío Silva, agente y camarero en sus ratos libres

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 2,300

El ex futbolista Darío Silva, que defendió las elásticas de Málaga, Sevilla y Espanyol en LaLiga, echa un cable esporádicamente en la malagueña pizzería Frascatti de su amigo Antonello, gran aficionado al fútbol y al conjunto blanquiazul.

Fue un delantero espectacular, especialmente en sus etapas andaluzas. En el Málaga marcó una época junto con Dely Valdés, por eso siempre que puede está por la Costa del Sol. Incluso se implica en actividades del club. Un reportaje de 'Jugones', de 'La Sexta' le descubrió en su faceta de camarero. 

Eso sí, no es que sea su trabajo habitual, el ex futbolista uruguayo lleva varios años dedicado a la representación y 'scouting' de jugadores. Pero su peculiar carácter y espontaneidad le hacen figurar de vez en cuando como uno más por la pizzería, donde echa un cable. 

En el reportaje se le puede ver con soltura atendiendo mesas, puesto que se mueve por ahí de maravilla. Y es que son muchos años yendo al templo del malaguista que regenta Antonello Della Rata, un napolitano afincado en Málaga desde hace casi dos décadas. 

La pizzería Frascatti es sitio de paso obligatorio de los jugadores del Málaga desde hace más de una década. Incluso los que vuelven ocasionalmente a la ciudad pasan por allí. Fernando Sanz, Albert Luque, Salva Ballesta o Francesc Arnau, de los más antiguos, o Adrián y Marcelino Torrontegui, el masajista, de la actual época. 

Darío Silva era pura locura y espontaneidad en los campos, cuestiones que no le faltan ahora que no es futbolista, ni mucho menos desde que un accidente le hizo perder una pierna. 

"Quienes manejaron mi dinero hicieron lo que quisieron y me terminaron robando", recuerda del fútbol, aunque ese no fue el motivo de su adiós: "Lo dejé  porque mi padre me dijo en la cara: 'No sé si voy a aguantar tres meses vivos. Solo quería comunicártelo".

BeSoccer

BeSoccer

noticias 280K RANK 1
lecturas 703M RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook