noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Darwin y Molina coronan la primera noche Europea de Los Cármenes

Pin Machís adelantó al Granada con un golazo. EFE
Machís adelantó al Granada con un golazo. EFE

Darwin y Molina coronan la primera noche Europea de Los Cármenes

El Granada estará en la cuarta y definitiva ronda previa de la Europa League después de derrotar al Locomotive Tbilisi por 2-0. Espera el Malmö después de que Darwin Machís y Jorge Molina dieran el pase a un equipo de Diego Martínez cargado de paciencia ante la inspiración de Mamardashvili.

El temple y dos zarpazos de Darwin Machís y Jorge Molina cerraron con éxito la primera noche continental de Los Cármenes ante el Locomotive Tbilisi. Solo le queda un paso más ante el Granada y no uno sencillo, ante el Malmö sueco, para estar en la fase de grupos de la Europa League.

Si hubo una cosa desde el primer momento fue respeto. El Locomotive nunca había superado más de una ronda previa y esta vez llevaba dos, la última contra el Dinamo de Moscú. Y el guión desde el minuto uno fue el que se podía esperar: dominio del Granada con los georgianos a la contra.

Los de Diego Martínez se agenciaron el balón y masticaron el partido con paciencia. Costó trabajo ante una defensa bien pertrechada y al Granada le faltó por momentos muchísima fluidez, pero las ocasiones empezaron a llegar por insistencia.

Resultó fundamental la llegada de Luis Milla. Con Kenedy y Darwin Machís algo desdibujados en un inicio, las llegadas por sorpresa del ex del Tenerife desde la segunda línea complicaban a la zaga georgiana. Montoro también se asomaba y Gonalons buscaba suerte desde lejos.

A excepción de algún momento de lucidez, el Locomotive estuvo siempre a merced, pero no llegaba el gol. Aun así, hizo bien el Granada en no desesperarse, porque ese ansiado tanto acabaría cayendo nada más volver del descanso.

El autor fue el de siempre, Darwin Machís. El balón le cayó rechazado a la frontal y el venezolano se sacó de la chistera un disparo que se coló por la escuadra, inalcanzable para un Mamardashvili que había tapado de todo durante la primera mitad.

Lo demás acabó siendo un bombardeo en busca del segundo. El equipo de Giorgi Chiabrishvili se hundió en la impotencia, metía la pierna contundente pero siempre tarde y se acabó quedando con uno menos. A la hora de partido, Gabadze vio la segunda amarilla tras arrearle una patada muy mal medida a Machís.

Ciertamente, lo único que se interpuso entre el Granada y la goleada fue Mamardashvili. El portero del Locomotive hizo el partido de su vida, llegó a todos los huecos. Y cuando no, el palo, contra el que se estrelló Luis Milla en un derechazo a media altura que conectó de primeras.

Cerró plácido el conjunto nazarí, que tuvo que esperar al añadido para meter ese ansiado segundo gol que finiquitó el asunto. No sin otra aparición mariana de Mamardashvili, que le sacó una mano de locos a Antonio Puertas en el uno contra uno. Pero ahí llegó Jorge Molina para empujar y celebrar hasta con rabia. El próximo viernes aguarda el Malmö.

Víctor Miralles

Víctor Miralles

noticias 137 RANK 39
lecturas 984K RANK 34
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook