noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Dos fogonazos, una remontada y muchos abrazos

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 1,057

Pin El Espanyol estrena su casillero de victorias. EFE
El Espanyol estrena su casillero de victorias. EFE

Dos fogonazos, una remontada y muchos abrazos

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 1,057

Fue una batalla a vida y muerte entre dos equipos necesitados en estas primeras jornadas de LaLiga. Ipurua vibró con el despliegue de Espanyol y Eibar, pero fueron los 'pericos' los que acabaron pegando más fuerte y logrando la primera victoria de la temporada.

David Gallego se abrazó a su cuerpo técnico y felicitó a todos sus jugadores por el esfuerzo en un partido que contó con un gran despliegue físico y que acabó con los tres puntos en el bolsillo de un Espanyol que solo había sumado un punto hasta la fecha.

El equipo 'perico' sufrió en los primeros minutos porque el Eibar decidió comenzar con marchas altas, sabiendo que si golpeaba primero iba a tener mucho territorio ganado en la batalla de Ipurua. El Espanyol aguantó y fue un intermitente.

Dídac Vilà lo intentó con una cabezazo que se marchó por encima de la portería de un Eibar que daba la sensación de ser mucho más peligroso. Charles probó suerte con una chilena y muy poco después dio el susto el propio Dídac Vilà.

Con un remate de Sergi Enrich y una volea de Calleri acabó una primera parte en la que faltó toda la efectividad que brilló en el segundo tiempo.

Ramis inauguró el marcador en lo que fue un auténtico jarro de agua fría para el cuadro catalán, que tardó en reponerse pero fue como un cargador que llenó una enorme batería. Ramis remató con la coronilla y poco pudo hacer Diego López.

Con un gran carrusel de cambios, Ferreryra tiró de potencia, se marchó de dos centrales, cruzó el balón y se lesionó en la jugada. Fueron los mejores minutos del partido del Espanyol y los aprovechó para lograr una remontada de oro.

En una contra, Pedrosa puso un pase de la muerte y el balón le cayó en los pies a Granero, que solo tuvo que empujarlo en boca de gol para provocar un delirio y un desquicio. 

Poco pudo hacer el Eibar después ante un Espanyol bien formado en defensa y que sufrió la expulsión de Naldo por doble amarilla. Muchos abrazos con unos tres puntos tan vitales como trabajados.

BeSoccer

BeSoccer

noticias 331K RANK 1
lecturas 816M RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook