noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo App Huawei

Dos pirómanos incendian Milán

Juan Ribón por Juan Ribón @ribju - 0 6,806

Pin Lautaro hizo dos de los tres del Inter al Milan. EFE/EPA
Lautaro hizo dos de los tres del Inter al Milan. EFE/EPA

Dos pirómanos incendian Milán

Juan Ribón por Juan Ribón @ribju - 0 6,806

El 'derby della Madonnina' ha hecho al Inter más líder de la Serie A, y ha dejado muy tocado anímicamente al Milan, que ha pasado en dos jornadas de mandar en la tabla a tener al líder a cuatro puntos. Lautaro, por dos veces, y Lukaku han machacado a los 'rossoneri' a la contra.

Milán es 'nerazzurra'. El Inter ha hecho pedazos al Milan con tres contragolpes o acciones de fútbol directo. Los 'rossoneri' trataron de meterse en el partido en la reanudación, pero se encontraron con la sentencia.

El Inter, liberado de sus otras obligaciones, está centrado, por motivos obvios, en ganar el 'Scuetto'. Eliminado de la Champions, sin siquiera posibilidad de jugar la Europa League, y de la Coppa, todo lo que no sea ganar la Serie A será entendido como un fracaso.

Enfrente estaba un Milan en una situación diferente. Recuperado de tantos años de bajón, era el líder de la Serie A hasta la pasada jornada, cuando se topó con un Spezia que parecía la Brasil de Pelé.

Para colmo, los de Pioli venían de sudar sangre en Belgrado para arañar un hasta satisfactorio empate a dos contra el Estrella Roja en la ida de los dieciseisavos de final de la Europa League.

Desde el primer minuto del derbi quedó claro quién iba a llevar la iniciativa. Fue el Inter, y en solo cinco minutos los de Conte se pusieron por delante en el marcador.

Llegó a la contra Lukaku a las inmediaciones del área de Donnarumma, y su centro fue tapado, pero no el segundo. Las marcas se habían perdido por completo, lo que permitió al belga centrar cómodo, y a Lautaro rematar aún más cómodo, a quemarropa, imposible para un Donarumma que solo podía esperar que el balón le pegase en el cuerpo.

Las llegadas por las bandas fueron una sangría para el Milan. Y lo peor es que Pioli fue incapaz de parar la hemorragia en todo el primer tiempo, prácticamente.

Solo cuando el partido alcanzó su primera media hora de juego el Milan empezó a asomar la cabeza, pero era algo anecdótico. Sí, se acercaba a las inmediaciones de Handanovic, pero sin verdadero peligro, aunque fueran vistosas, como el intento de remate de espuela de Zlatan.

La únicas excepciones, un tiro de Theo tras una pequeña diagonal en el área que se marchó por poco fuera del arco del capitán del Inter, y una volea de Ibrahimovic desde la frontal que Handanovic atrapó.

Eso sí, al filo del descanso el Milan estuvo a punto de igualar la contienda, pero el pase de Çalhanoglu para Rebic fue tan impreciso como espectacular, y la ocasión quedó en nada.

Todo cambió tras la reanudación. El Milan salió más metido que su rival al segundo tiempo, y puso en verdaderos apuros a un Handanovic que sin duda cambió el signo del partido con sus paradas.

En poco más de dos minutos, el cancerbero esloveno hizo tres paradas de auténtico mérito, a tres disparos que parecían gol, frustrando el arreón milanista.

El partido hubiera sido bien distinto si el Milan lo hubiera empatado nada más arrancar el segundo periodo, pero no fue así. Más bien ocurrió lo contrario, que en una nueva acción directa, en el 57', Lautaro prácticamente lo liquidó.

Fue un golazo coral, que empezó con el saque de puerta en corto de Handanovic, y que concluyó, tras una multitud de pases que puso patas arriba el repliegue 'rossonero', con la apertura de Eriksen a Perisic, y la asistencia de este para el ariete argentino.

Aquello dejó noqueado al Milan, y con su rival en la lona, Lukaku, ahora sí a la contra, lo sentenció apenas nueve minutos después. El gol del belga puso fin al partido.

Prácticamente nada ocurrió en los veinte minutos que restaban al encuentro. El Milan bajó los brazos, y solo los jugadores de refresco parecían tener intención de seguir jugando. El varapalo anímico se podía sentir en el aire.

El Inter tampoco quiso hacer sangre, pero daba la impresión de poder causar un destrozo con cada posesión.

Este resultado deja muy, muy tocado al Milan, que si bien sigue sin tener motivos para temer por la segunda plaza, ve cómo la primera, que hace poco más de una semana estaba en sus manos, ahora es de un Inter que se le escapa a cuatro puntos.

Juan Ribón

Juan Ribón

noticias 4,723 RANK 5
lecturas 28M RANK 10
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook