noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

El Atlético encuentra el antídoto para Messi en la locura

Pin El Atlético no perdió la fe y logró acabar con un Messi enorme. EFE
El Atlético no perdió la fe y logró acabar con un Messi enorme. EFE

El Atlético encuentra el antídoto para Messi en la locura

Sergio Álvarez por Sergio Álvarez @gegi01 - 41 +20k

El Atlético de Madrid alcanza la final de la Supercopa después de remontar de manera épica un partido que el Barça mereció golear. Los azulgranas, nefastos en defensa, ensuciaron el partido de Messi y dejaron a Arabia Saudí sin 'Clásico'.

La primera Supercopa con cuatro equipos tendrá un desenlace igual de novedoso en la historia de la competición: el campeón será por primera vez un invitado, pues ni el campeón de Copa ni el de Liga pudieron sacar el billete a la final.

El Barcelona cayó de manera incomprensible ante un Atlético que estuvo a su merced durante todo el choque. Después de una temporada en la que no han terminado de convencer pero han ganado numerosos partidos, los azulgranas fueron a caer en el que probablemente fue su mejor choque.

Messi divirtió al público saudí y el Barça parecía tener la final en la mano, pero los de Valverde tuvieron uno de sus cada vez más habituales apagones y dieron vida a un miura. Creyó el Cholo y también lo hicieron sus pupilos, que obraron el milagro cuando todo parecía perdido. Sin un gran partido, sin dominar al Barça. No hizo falta para lograr un hueco en la final del domingo.

Antes, mucho antes, el 'Txingurri' y el Cholo dibujaron un partido diametralmente opuesto al del Metropolitano. El Atlético ni apretó de salida ni asustó a Neto en toda la primera parte. Los milagros de Oblak sí que fueron una constante.

En el primer acto, amargaría a un Griezmann que por fin pudo marcar ante su ex equipo. El galo envió al limbo dos goles que parecían cantados y que hubieran cambiado el decorado de la semifinal.

También a Messi, que pareció entonarse a su manera y como ya le ha sucedido en otras ocasiones. Le pegó una patada Saúl y despertó, convirtiéndose en el ogro que siempre termina siendo ante el Atlético de Madrid.

La primera parte acabó con una imagen casi icónica, con Joao Félix plantándole cara a cuantos azulgranas le salieron al paso, Messi y Suárez incluidos. Por desgracia para los rojiblancos, su incidencia sobre el terreno de juego no fue la misma en la semifinal.

Un Messi encendido

El paso por las duchas encendió aún más a un Leo Messi que fue el único que jugó en casa en Yeda, pues hasta Valverde fue pitado en el Rey Abdullah. El argentino regresó desencadenado y, como en la primera parte con la patada de Saúl, un revés terminó de espabilarle. Apareció de la nada Koke y, a los 18 segundos, puso en ventaja al Atleti.

El tanto no hundió al Barcelona como en Roma o Liverpool. Al contrario, Messi empató al poco tiempo y firmó el segundo poco después, un tanto que sería anulado porque el argentino se llevó el esférico con la mano.

Pero el Barça era claramente superior a un Atlético que no terminaba de cogerle el pulso al partido. Y Griezmann firmaría su primer tanto ante los rojiblancos después de un nuevo milagro de Oblak ante Suárez. El francés cabeceó a portería vacía el rechace de su ex compañero y el tanto pareció afectarle moralmente, pues no volvió a aparecer hasta el pitido final.

El Atlético celebra un gol al Barça

Las cosas iban tan bien para los 'culés' que ni pareció afectarles demasiado que anularan un nuevo tanto a Piqué. De nuevo Messi imaginó y Arturo Vidal se puso el mono de trabajo para regalar el tercero. La revisión vídeo, tras un fuera de juego milimétrico, volvió a salvar al Cholo de una sentencia que parecía cuestión de minutos.

La épica salva al Atlético y hunde al Barça

Pero entonces, con todo perdido, apareció el Atlético de verdad. No le hizo falta un aluvión de ocasiones para dar la vuelta al choque. Con dos le bastó. La primera acabó en penalti de Neto que transformó Morata y la segunda en el gol milagroso de Correa. En cuestión de minutos, el Barça había pasado del Bernabéu a Anfield. Y la final de la Supercopa se escapó, con Valverde reaccionando a destiempo para matar el partido con los cambios y con Messi de nuevo sumido en una depresión en un partido que tenía marcado en rojo y en el que no pudo hacer más.

No habrá 'Clásico' en el nuevo invento de la Supercopa, pero sí un duelo atractivo entre la garra del Atlético y el juego coral del Madrid. El Barça, como el Valencia, tendrá que ir al rincón de pensar.

Sergio Álvarez

Sergio Álvarez

noticias 4,357 RANK 7
lecturas 69M RANK 2
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook