noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

El Besiktas se marcó 'un Barça' en la Copa turca

Pin El Besiktas cumplió su amenaza, como el Barça. EFE
El Besiktas cumplió su amenaza, como el Barça. EFE

El Besiktas se marcó 'un Barça' en la Copa turca

El conjunto de Şenol Güneş se negó a saltar al terreno de juego para reanudar los minutos que quedaban pendientes de la eliminatoria, por lo que el Fenerbahçe se clasificó para la final por incomparecencia. El Barcelona ya lo hizo en la Copa de 2000.

El Besiktas cumplió su amenaza y no saltó al terreno de juego, así que el colegiado del choque, el señor Mete Kalkavan, tras consultar en vestuarios, ordenó la cancelación del partido, que se resolvió con 3-0 favorable al Fenerbahçe y su clasificación para la gran final ante el Akhisar.

Los locales, que defendían un 2-2 de la ida, saltaron al césped a hacer los ejercicios de calentamiento, algo que no emularon sus colegas, tal y como habían anunciado previamente si no se cumplían sus condiciones, ya que estimaban que su técnico no había podido preparar debidamente este encuentro. 

Incluso el club presentó una reclamación formal a los comités turcos para evitar la reanudación del duelo, algo que cayó en saco roto. “Si nuestra apelación es rechazada, mantendremos nuestra decisión y no jugaremos el 3 de mayo", alertó el abogado del Besiktas Safak Mahmutyazicioglu. Dicho y hecho.

Rrecordemos que este jueves debían reanudarse los 33 minutos que quedaban de la vuelta de semifinales. El choque se había suspendido después de que un objeto impactara en Güneş y tuviera que ser trasladado a un hospital. Ni siquiera la llamada de Erdogan, presidente de Turquía, bajó de su burra al Besiktas, que ahora también se expondrá a una sanción.

Pasó en España

Es un caso clónico al del Barcelona en 2000, también en la vuelta de las semifinales de Copa. Habían caído los azulgrana en el Calderón por 3-0 y para la vuelta estaban en cuadro por la coincidencia con partidos de selecciones. Pidieron el aplazamiento, pero sus ruegos no fueron escuchados. 

La escena fue algo dantesca. A la hora del encuentro, el Barça saltó al campo con diez jugadores y un solo suplente. Acto seguido, el capitán, Pep Guardiola, comunicó al colegiado, Díaz Vega, que no iban a jugar. 

Se decretó el final del partido, pasó el Atlético a la final y los catalanes fueron sancionados sin poder jugar la siguiente edición copera, aunque al verano siguiente fue amnistiado por Ángel María Villar, presidente de la RFEF.

José L. Malo

José L. Malo

noticias 1,139 RANK 18
lecturas 15M RANK 15
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook