noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

El Celta pone el empeño y la Real, la efectividad

Sergio Álvarez por Sergio Álvarez @gegi01 - 2 3,443

Pin El choque fue igualado, pero el Celta tuvo más ocasiones. EFE
El choque fue igualado, pero el Celta tuvo más ocasiones. EFE

El Celta pone el empeño y la Real, la efectividad

Sergio Álvarez por Sergio Álvarez @gegi01 - 2 3,443

Triunfo de los 'txuri-urdin' que mete en problemas a Escribá. Choque igualado hasta la expulsión de Pape Cheikh, que permitió un mayor despliegue realista que culminó con el gol de Isak.

La Real Sociedad alcanzó a Barcelona y Atlético de Madrid en la parte alta de la tabla después de un triunfo muy práctico en Balaídos. Los de Imanol aguantaron bien a un equipo vigués demasiado impulsivo y con poca puntería y remataron al final, cuando los gallegos ya estaban con uno menos por la expulsión de Pape Cheikh.

Desde el comienzo del partido, los realistas supieron cómo manejar el encuentro. Jugaron a la perfección con la ansiedad de un Celta necesitado de puntos y no sufrieron demasiado. Para colmo, les benefició el desacierto de un equipo celeste que no tuvo su día.

Diego Llorente se hizo enorme con el paso de los minutos en una primera mitad en la que la Real Sociedad no ofreció el juego preciosista de otras veces y se dedicó más a contener a los de Escribá.

Santi Mina, con dos cabezazos, dispuso de las más claras de la primera parte, primero con un remate picado que rozó en el palo de Remiro y luego con un golpeo franco en el corazón del área que se fue demasiado alto.

Con la frustración por las dos ocasiones falladas por parte del Celta se llegó al descanso y la segunda parte no varió un ápice el planteamiento de unos y otros.

El Celta empezó a ponerse nervioso porque no llegaba el gol y las ocasiones cada vez eran menos claras y la Real vivía plácida ante la intranquilidad viguesa.

Una acción evitable de Pape Cheikh en el centro del campo le costó la segunda amarilla y, con algo menos de media hora por delante, el partido ya sí que cambió definitivamente de guion.

Imanol mandó adelante a sus hombres y la sombra del gol comenzó a aparecer sobre Balaídos, hasta que Isak, a menos de diez minutos del final, se fabricó el 0-1 definitivo en una buena ación personal en la frontal.

Los últimos instantes fueron un quiero y no puedo para un Celta que ya sabe que tiene que centrarse en la permanencia. Todo lo contrario que una Real que vive el mejor momento de las últimas temporadas y sueña con volver a Europa.

Sergio Álvarez

Sergio Álvarez

noticias 4,357 RANK 7
lecturas 69M RANK 2
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook