noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

El Girona sobrevive en la locura de Montilivi

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 1 5,913

Pin Alcalá y Stuani dieron al Girona su primera victoria en casa. EFE
Alcalá y Stuani dieron al Girona su primera victoria en casa. EFE

El Girona sobrevive en la locura de Montilivi

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 1 5,913

Para ganar hay que saber sufrir. Parece la máxima que tuvo el Girona en su primera victoria en Montilivi. Con un 3-1 en contra y pudiendo sentenciar, acabó pidiendo la hora ante un Celta bravo en los últimos minutos.

Fue un encuentro entre dos equipos sin miedo a perder, a caer en la lona. Dos planes de partido muy diferencias que brindaron un espectáculo a los valientes que se atrevieron a ir al campo un lunes por la noche.

El Girona, que no había comenzado bien la liga, se desquitó con su segunda victoria consecutiva y ya besa tierra europea. Una zona noble que tiene pasajeros poco vistos en esas lides.

Como si el mañana no importase, como si se tratase de una eliminatoria a partido único, ambos equipos se tiraron a tumba abierta siguiendo la pizarra de sus entrenadores. El Girona esperaba atrás para salir con un Portu perdonado por la grada. El Celta comenzaba a amasar la pelota para buscar a los tres mosqueteros.

Los de Mohamed, que todavía no conocían lo que era perder en esta temporada, insistieron en el juego vistoso y eléctrico que le proporcionaba por banda tanto Sisto como Aspas. La tuvo el danés con un balón que besó la escuadra. También Maxi Gómez.

Stuani superó a Maxi Gómez

El duelo de uruguayos, sin embargo, lo iba a ganar Stuani, como en la Selección. El delantero del Girona fue el más listo a la hora de buscar el balón en un centro de Aday Benítez. Primer gol del conjunto catalán cuando mejor estaba el Celta.

Cambiaron las tornas tras el tanto local. El Girona comenzó a dominar y, sin aprender del error del Celta, encajó el tanto cuando mascaba el balón. Maxi Gómez fue listo para sacar una falta para la frontal e Iago Aspas, con un sutil toque, superó la barrera y empató el encuentro.

Poco le duraría la alegría al Celta. De nuevo por alto, como en el primer tanto, volvió a adelantarse un Girona que jugó bien sus armas. Córner sacado por Álex Granell y Alcalá, como si estuviese en el campo de entrenamiento, saltó y remató sin oposición.

Quiso cambiar el guion del partido Mohamed dando entrada a Boufal, pero se encontró a un Girona mucho más defensivo para salir a la contra. De las botas de Portu nació el tercer tanto, segundo de Stuani. El delantero uruguayo encontró al extremo, que se la dejó a Porro y, en semifallo, le regaló el gol al charrúa.

Tocado y hundido, el Celta pudo haber recibido algún gol más. Pero entre el papel de Sergio Álvarez y la falta de puntería acabó perdonando para pagarlo caro. Cuando todo parecía abocado al final feliz, apareció un Boufal desaparecido hasta el momento para acortar diferencias a tres minutos del final con una preciosa volea.

Poco más se jugó hasta que Arberola Rojas pitó el final del encuentro en el minuto 97. Faltas por un lado, pérdidas de tiempo por otro e incluso la expulsión de Cabral. El Girona rezó para que el tiempo pasase más rápido, pero se frenó en el minuto 94 cuando Maxi Gómez apareció en el área. No era el día del uruguayo, que remató justo donde se encontraba Bono.

BeSoccer

BeSoccer

noticias 376K RANK 1
lecturas 923M RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook