noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

El Girona tiñe de albirrojo el RCDE Stadium

Pin El Girona le ganó al Espanyol. LaLiga
El Girona le ganó al Espanyol. LaLiga

El Girona tiñe de albirrojo el RCDE Stadium

David Caravaca por David Caravaca @besoccer_es - 0 2,384

El Girona remontó y derrotó (1-2) al Espanyol en la que fue la primera derrota del líder en casa esta temporada. Los albirrojos se ganaron a pulso su triunfo a pesar de la ausencia de Sylla y de Stuani. Los 'pericos' pagaron su exceso de confianza.

El RCDE Stadium ha caído. Ha caído por primera vez esta temporada. Y el responsable fue el Girona. Enorme victoria, muy trabajada, de los de Francisco en el que probablemente sea el estadio más difícil de Segunda División. Se confió el Espanyol y acabó sucumbiendo.

Lo que lo mantenía por delante hasta la remontada era su mayor calidad. De eso no había duda. Embarba y Raúl de Tomás, los Batman y Robin del equipo, no dejaban de poner en apuros a Juan Carlos en cuanto podían aunque el equipo, en líneas generales, no estaba tan fino como acustumbra.

La clave de ello era que la sala de máquinas no estaba engrasada. Ni Sergi Darder repartía como suele repartir balones ni Melendo -él sí que destacó un poco más- o David López terminaban de ser trascendentales. Vargas, por la banda, fue de más a menos.

Y esto no supuso un problema en un principio, pues el Girona, por mucho que insistiera, no tenía qué ofrecer arriba. La ausencia de Stuani y de Sylla dejó al joven Pachón arriba, que tuvo espíritu, pero no acierto. Samu Sáiz trataba de empujar con su buen toque de bola y era el más acertado. Pablo Moreno, algo errático, aunque toda garra era bienvenida -y acabó valiendo por los tres puntos, de hecho-.

No fue hasta el tramo final cuando esta pelea de los de Francisco adquirió sentido. Antes del descanso, Raúl de Tomás adelantó al Espanyol gracias a un gran pase de Embarba y parecía que ello iba a ser la antesala de un triunfo de tantos en el que los de Vicente Moreno tiran de pólvora y calidad para vencer. No esta vez.

Bárcenas se sacó de la manga un latigazo desde la frontal en el 83', un golazo, ante el que Diego López no pudo hacer nada y Cabrera, unos minutos más tarde, pisó en el área a Santi Bueno para hacer el penalti que Samu Sáiz convirtió en victoria. Remontada de casta, de trabajo y de justicia. El líder, que sigue siendo el líder por mucho que se haya confiado esta vez, debe volver a levantarse.

David Caravaca

David Caravaca

noticias 934 RANK 23
lecturas 2M RANK 29
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook