noscript image

El joven narco español que jugó a ser Pablo Escobar

Pin El narco español que intentó imitar a Pablo Escobar. BeSoccer
El narco español que intentó imitar a Pablo Escobar. BeSoccer

El joven narco español que jugó a ser Pablo Escobar

Sito Miñanco llevó a un pequeño equipo de un pueblo de Galicia hasta la Segunda División B en apenas unas temporadas. ¿Su modelo? El de uno de sus ídolos: Pablo Escobar. Más alla de Colombia o Sudamérica, los narcos también se hicieron con equipos en tierras españolas.

Esta es la increíble historia del Juventud Cambados y Sito Miñanco. La de un presidente narcotraficante al que le gustaba llevar a sus jugadores en yate o en una lanchas motora grande a los partidos, pagaba en dinero negro a sus jugadores y utlizaba a los ultras a su favor.

Con el dinero de la droga, hizo subir al conjunto gallego desde la quinta división española hasta la Segunda B. Un ascenso fulgurante que llamó la atención de todos, incluido la policía. El pequeño pueblo, de apenas unos 13.000 visitantes, disfrutaba de la histórica gesta de su 'modesto' equipo.

"Quería ganarse el favor de los vecinos, así que financiaba las fiestas del pueblo. El fútbol, evidentemente, entraba dentro del mismo objetivo", relató Nacho Carretero, periodisa gallego en una entrevista en 'Vice Sports'.

Para Miñanco, Pablo Escobar fue una figura a la que seguir. Por ello, también se introdujo en el negocio del fútbol: "Muchos narcos gallegos intentaban imitar las figuras de los capos del extranjero, sobretodo a Pablo Escobar. Sito fue el ejemplo más claro de esto".

Fue en 1986 cuando Miñanco compó el puesto de presidente en el club y realizó una fuerte inversión para hacerse con los mejores jugadores de la zona. Tanto es así, que le robó jugadores a equipos más grandes como el Pontevedra o el Ourense.

Frustrado ascenso a Segunda

Ya en la categoría de bronce, el Juventus Cambados estuvo cerca de conseguir el ascenso a la Segunda División. El equipo no consiguió lo que hubiera sido un increíble ascenso y a partir de entonces llegarían todos los problemas.

Fue en 1990 cuando la policía estrechó el cerco sobre Miñanco. "En el momento que vio que sus actividades cantaban mucho, él se apartó del equipo y puso a un hombre de confianza al frente. La gente no quiere hablar, en el pueblo sigue siendo un asunto peliagudo", aseguró Carretero.

Miñanco puso de su bolsillo el dinero para construir un nuevo estadio con una grada de 2.000 espectadores y se llevó al equipo de gira veraniega a Panamá y Venezuela antes de que la policía lo encarcerla en 1994.

Como todo narcotraficante, Miñanco también tiene una amplia red de fieles servidores a la causa. "En esa época, los ultras del Cambados eran a la vez espías de Sito. Apuntaban matrículas, vigilaban a la policía y se enteraban de todo lo que pasaba en el pueblo para avisarle", explicó Carretero.

El excéntrico presidente lucía por el pueblo un Ferrari Testarros y llevaba a los jugadores al partido en yate o en una lancha motora grande. Además, le gustaba ver los partidos junto a chicas de las barras americanas de la zona.

Ahora, Sito Miñanco tiene 61 años y podría salir de la prisión de Algeciras en 2018. La historia de un nacionalista gallego al que muchos ven como un preso político, pero que está entre rejas por liderar una organización internacional de narcotraficantes.

Antonio M. García

Antonio M. García

noticias 4,327 RANK 5
lecturas 40M RANK 8
Más noticias del autor
Uso de cookies: Utilizamos "cookies" propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística, analizar sus hábitos de navegación e inferir grupos de interés. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Adicionalmente, compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración Aceptar

Follow BeSoccer on Facebook