noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

El lío de las tarjetas que ni el VAR podrá arreglar

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 +17k

Pin Las tarjetas podrían decantar el primer puesto del Grupo H. BeSoccer
Las tarjetas podrían decantar el primer puesto del Grupo H. BeSoccer

El lío de las tarjetas que ni el VAR podrá arreglar

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 +17k

El Inglaterra-Bélgica era uno de esos duelos de la fase de grupos del Mundial de Rusia marcados en el calendario. El encuentro que decidirá al primero del Grupo H. Pero, viendo los resultados del resto de grupos y los posibles emparejamientos, ambas selecciones podrían luchar más por el segundo que por el primer puesto.

Una lucha que la FIFA vigilará muy de cerca. Y es que Inglaterra y Bélgica están empatadas a todo: 6 puntos, 8 goles a favor y 2 en contra. Lo único que permite a los ingleses estar por encima es el 'Fair Play', el cuarto factor de desempate.

Los de Southgate, que dejó claro que irían a por el partido, sólo han visto una amarilla en los dos primeros partidos del Mundial, por las dos de los de Roberto Martínez. Si empatan, por tanto, todo se resolverá por el número de tarjetas. Si terminan igualadas también en ese criterio, tendrá que realizarse un sorteo.

Pero la diferencia entre quedar primera o segunda es bastante grande viendo cómo está quedando el cuadro de 'play off' del Mundial. Clasificarte como segunda te asegura un camino a la final con bastante menos peligros que pasando como primera. Y, claro, las dudas están en el aire.

Tanto que la propia FIFA ha emitido un comunicado en el que ha avisado a ambas selecciones que estará atenta a que los jugadores no fuercen tarjetas. Y, si así lo considerá, podría castigar con dos o más partidos si deteca alguna irregularidad para preservar el espíritu del 'Fair Play', basándose en su artículo número 57.

Nada podrá hacer el sistema de videoarbitraje (VAR) para impedirlo más allá de alguna posible tarjeta roja, algo que no convendría a ninguna de cara a los octavos de final. Tendrá que ser la FIFA la que tomé una decisión a posteriori analizando caso por caso, amarilla por amarilla, y determinar si ha existido alguna infracción.

Así, el Inglaterra-Bélgica podría convertirse en uno de los partidos más extraños de la historia de los mundiales. El de la pelea por un primer puesto que ninguna quiere, en el que serán claves las tarjetas (que le podría costar una sanción a más de uno) y que podría acabar en sorteo.

BeSoccer

BeSoccer

noticias 335K RANK 1
lecturas 825M RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook