noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

El PSG corona la muralla del Rennes en China

Pin El PSG, supercampeón de Francia en China. AFP
El PSG, supercampeón de Francia en China. AFP

El PSG corona la muralla del Rennes en China

Kylian Mbappé y Ángel Di María sofocaron el incendio que originó Adrien Hunou al inicio del encuentro. El PSG se proclamó supercampeón de Francia en China, con Neymar Jr en la grada.

Arrancó con ímpetu el PSG, queriendo ser protagonista de la Supercopa de Francia desde el inicio. Con la lección aprendida de la final de Copa, los de Thomas Tuchel tenían ganas de 'vendetta' frente a un Rennes henchido de confianza.

El técnico alemán apostó por Pablo Sarabia y Ander Herrera en su primer once oficial de la temporada 2019-20. Al margen de las especulaciones sobre su futuro, Neymar Jr no pudo jugar por la sanción por agresión que aún le pesa.

A los tres minutos, el ex centrocampista del Athletic de Bilbao y Manchester United cayó dentro del área en un forcejeo con Morel. El colegiado pitó falta a favor del Rennes, pero la declaración de intenciones parisina quedó plasmada.

Poco después de cumplirse los primeros diez minutos, Kehrer pasó de rozar la gloria a formar parte de la postal de la tragedia. El central estrelló en el larguero un centro lateral y, en la jugada siguiente, falló en la marca de Adrien Hunou.

El Rennes dejó en evidencia al PSG en su primera. Un mazazo que no hizo si no subrayar los roles en el encuentro. Los de Thomas Tuchel se volcaron ante un rival que acababa de conseguir un botín que defender en China.

A lomos de Mbappé y Cavani, el campeón de la Ligue 1 confiaba la creación a los dos cerebros españoles recién llegados. Ander Herrera y Pablo Sarabia lanzaban las embestidas que se estrellaban, una y otra vez, en la muralla defensiva.

Llegó el descanso en China y todas las cámaras buscaban a Neymar Jr en la grada. La ausencia del brasileño, pese a estar sancionado, se maginificaba con la derrota en una Supercopa de Francia que el PSG estaba obligado a ganar.

El paso por vestuarios sirvió a Tuchel para espolear a sus futbolistas, ávidos de reivindicación ante un Rennes que ya les arrebató la gloria hace unos meses en la final de la Copa de Francia, en una agónica tanda de penaltis.

A pocos minutos de que se cumpliera la primera hora de encuentro, Marquinhos buscó a Sarabia a la espalda de la defensa rival y el español sirvió al primer toque el empate a Kylian Mbappé, que solo tuvo que empujarla.

El 1-1 rearmó anímicamente al PSG e hizo mella en el Rennes, que dudaba entre mantener su plan o buscar el 1-2. En ello estaba, cuando Di María, que entró en el segundo tiempo, quitaba las telarañas de la portería de Koubek.

El argentino sofocó el incendio en China, aunque el nerviosismo se apoderó de la zaga parisina y los últimos minutos de añadido fueron una verbena, en la que el fantasma del empate merodeó la portería de Areola.

Adrián Cortés

Adrián Cortés

noticias 1,435 RANK 17
lecturas 11M RANK 16
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook