El triple gatillazo de Neymar

Pin A Neymar no le salió bien la jugada. AFP
A Neymar no le salió bien la jugada. AFP

El triple gatillazo de Neymar

Se marchó del Barcelona para huir de la sombra de Messi y así hacer grande al PSG, ganar el Mundial con Brasil y optar en serio al Balón de Oro. Su primer año, sin embargo, ha sido un rosario de decepciones.

El propio Pelé había bendecido la actitud del brasileño cuando cambió la Ciudad Condal por París el verano pasado. Creía 'O Rei' que así saldría del eclipse de Messi y su estrella sería fulgurante. El primer intento es una bola de papel arrugada en la papelera. 

Aunque nadie puede censurar a Neymar su ambición, ni siquiera la de querer ganar más dinero, sus alas aún no se han desplegado. Ni como él quería ni como se esperaba. Su primera hora de resultados es decepcionante. 

Cayó en los octavos de final de la Liga de Campeones, el primer gran objetivo. Por más que fuera ante el que en ese momento era actual campeón, y que posteriormente reeditara el título en Kiev, esa plantilla no se había confeccionado para esos sinsabores. 

Su lesión le privó de jugar la vuelta y ser la gran esperanza de la remontada. Sin embargo, en la ida había caído con todo el equipo. Su equipo se había puesto por delante gracias a Rabiot. Y, cuando el escenario era pintiparado para haber hecho desangrar al Real Madrid, se mostró incapaz. 

Llegaron éxitos locales, la Liga, la Copa y la Copa de la Liga. Migajas para un equipo confeccionado con el talonario más caro del mundo. No tanto como para exigirle la Champions, pero sí para haber llegado más lejos. 

Neymar intentó limpiar esa mancha abriendo la ventana del Mundial. Centró todos sus esfuerzos en Rusia, para que la 'verdeamarelha' le devolviera la felicidad. Trabajó a destajo, se recuperó a tiempo y asió la bandera de su país. 

Tras una fase de grupos algo decepcionante, empatando con Suiza y sufriendo para batir a Costa Rica, en octavos de final se vieron trazas de un mejor equipo. El 2-0 contra México así lo atestiguaba. Y, aunque marcó un gol y estuvo involucrado en el otro, sus caídas por el suelo acabaron siendo casi más protagonistas. 

Hasta uno de sus ídolos, Ronaldo, acabó con las ganas de más. La exigencia era máxima. 

Sin embargo, Bélgica echó a Brasil en cuartos de final. Ante un equipo que añoró a su estrella. Apenas se le vio rodando por el suelo fingiendo un penalti que el VAR retrató. Sus dos goles y dos asistencias en el Mundial acabaron siendo pecata minuta ante tamaño fiasco. 

Por tanto, el objetivo de soñar con el Balón de Oro volverá a quedar pospuesto, al menos otro año más. Salvo que lo intente buscar con otra camiseta, como la del Real Madrid.

Neymar quería ser el mejor y por ello abandonó el Camp Nou. Por el momento, solo le ha servido para ir a peor y ser presa de una ilusión, fantasma. 

José L. Malo

José L. Malo

noticias 554 RANK 23
lecturas 6M RANK 19
Más noticias del autor
Uso de cookies: Utilizamos "cookies" propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística, analizar sus hábitos de navegación e inferir grupos de interés. Esto nos permite personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Adicionalmente, compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración Aceptar

Follow BeSoccer on Facebook