noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

El United se acuerda de sonreír

Adrián Becerra por Adrián Becerra @rfutbol - 0 3,042

Pin El United vuelve a ganar tras caer ante el Bournemouth. AFP
El United vuelve a ganar tras caer ante el Bournemouth. AFP

El United se acuerda de sonreír

Adrián Becerra por Adrián Becerra @rfutbol - 0 3,042

El United no se ha olvidado el dulce sabor de la victoria. Tras caer ante el Bournemouth, los de Solskjaer lograron los tres puntos enseñando pegada y dominio ante un Brighton que se esperó a un United más flojo.

El papel que venía haciendo el United puede ser un arma de doble filo para los rivales. El Brighton se confió después de ver lo que hizo el Bournemouth y no tardó demasiado en caerle el jarro de agua fría.

Estaba undécimo el United y con este triunfo ya se encuentra a un punto de Europa. Los de Solskajer siguen en una montaña rusa en la que hay mejores resultados en los últimos cinco partidos.

El United tuvo otra cara, el diablo rojo prendió su tridente. Montoya ya tuvo que achicar agua muy pronto y Ryan salvó al Brighton en varias ocasiones, por lo que el resultado pudo ser hasta más abultado.

Las dos primeras dianas del United fueron de pura suerte, pero así también se gana. Pereira lanzó, golpeó en el muslo de Stephens y el balón acabó despistando a un Ryan que solo pudo verla pasar sin capacidad de reacción.

Poco después intervino el VAR en un salto con muchas dudas y polémica. Pudo haber mano, el cuero cayó, Mctominay metió la bota y fue el propio Propper el que acabó poniendo el segundo en propia entre empujones.

La primera parte fue un escándalo, de esas en las que el United fue un verdadero motor. Connolly estuvo a punto de lesionar a De Gea con un golpe sin querer con el brazo en la cara del portero, que se recuperó sin problemas tras ser asistido.

Con una doble amarilla se fueron los jugadores a vestuarios y el runrún en una grada deseosa de ver victorias. En la segunda llegaron los cambios para dar oxígeno y continuaron los aciertos.

El Brighton metió una marcha más. Dunk se elevó más que nadie para meter una cabezazo imposible para De Gea, con el que la ilusión invadió a los pocos seguidores del equipo que visitó Old Trafford.

Eso sí, duró poco la alegría. Martial tiró de potencia, le dejó la cartera a Rashford y le puso la alfombra roja para que el ariete la ajustada arriba y colocara el tanto que cerrara prácticamente el trinunfo.

Williams pudo finiquitar de no ser por un Ryan en modo salvador. Un gol más que menos no influyó en la alegría de un equipo que no se ha olvidado de sonreír.

Adrián Becerra

Adrián Becerra

noticias 4,077 RANK 10
lecturas 23M RANK 13
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook