noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Emond sella la novena copa belga del Standard

Fernando N. por Fernando N. 0 275

Pin El Standard vuelve a triunfar. Photonews
El Standard vuelve a triunfar. Photonews

Emond sella la novena copa belga del Standard

Fernando N. por Fernando N. 0 275

El Standard se ha impuesto al Genk en la final de la Croky Cup con el gol de Renaud Emond y ha conseguido el entorchado copero dos años después. ‘Les rouches’ se han tomado la venganza de la edición del 2000, con el agónico gol de Emond, que se echó el equipo a la espalda en el tiempo añadido.

Ya van nueve. El Standard de Lieja se ha llevado en el estadio Rey Balduino su novena Croky Cup, sólo dos años después de la octava. Esta vez, el subcampeón ha sido el Racing Genk, que se coló en la final como tapado pero no ha podido con los de Sá Pinto.

Renaud Emond decidió la final con un gol justo al empezar la prórroga. Cuando los equipos empezaban a tantearse tras noventa minutos de cansancio, apareció el delantero para cambiar el rumbo del partido.

El partido estuvo bastante igualado en prácticamente su totalidad. Empezó el Genk con la iniciativa, y sólo aparecía Emond para probar a Vukovic. En el 22, Karelis adelantó en fuera de juego al Genk, pero el gol fue justamente anulado.

Después no hubo muchas ocasiones. Una falta de Malinovsky, un cabezazo de Colley y un disparo de Pozuelo para el Genk, y un testarazo de Luyindama a balón parado y un tiro lejano de Seck para el Standard. Llegó el descanso con ausencia de goles.

El Standard salió intentándolo más tras la reanudación, con un Luyindama muy activo en ataque, al que se le unían Fai y Razvan Marin. El segundo tiempo se quedó en eso y poco más, sólo otra falta sin puntería de Malinovsky.

Los primeros noventa minutos llegaron a su fin, y se inició la prórroga. Renaud Emond se puso la capa de superhéroe adelantando al Standard de Lieja justo cuando los equipos empezaban a tantearse otra vez.

Todo empezó gracias a la gran visión de juego de Paul M’Poku, que puso un pase delicioso a Mehdi Carcela-Gónzalez. El marroquí centró a las mil maravillas al segundo palo, donde apareció Emond para rematar de potencia y adelantar al Standard en un gol en el que Vukovic pudo hacer más.

A partir de ahí el partido se rompió, pero el Genk no dio un paso adelante. Sólo Pozuelo probaba a Gillet, y sólo dos tiros de Seck y Nastic amenazaron a los genqueses de recibir el segundo.

El partido acabó con victoria del Standard de Lieja en el Rey Balduino, que eliminó a los mejores en rondas anteriores. Merecido título para los pupilos de Ricardo Sá Pinto, que se cobran la venganza de hace 18 años y además se clasifican para la fase de grupos de la próxima UEFA Europa League.

Fernando N.

Fernando N.

noticias 780 RANK 27
lecturas 1M RANK 33
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook