noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Este cuento ya se lo han leído

David Picón por David Picón @rfutbol - 7 +24k

Pin Este cuento ya se lo han leído. EFE/Archivo
Este cuento ya se lo han leído. EFE/Archivo

Este cuento ya se lo han leído

David Picón por David Picón @rfutbol - 7 +24k

La Selección Argentina empató a uno frente a Paraguay en la segunda jornada de la fase de grupos. La 'Albiceleste', tras su derrota en la primera jornada, se queda sin margen de error de cara a su último compromiso en la primera fase de la Copa América.

Quizás es cosa del destino, que a veces puede ser muy caprichoso. Argentina sigue atrapada en el mismo cuento de siempre. Esa historia de vivir rondando el fino hilo que separa el éxito del fracaso, la alegría de la profunda tristeza. Y, como casi siempre en los últimos años, se la jugarán en su última carta.

Ya les pasó en el último Mundial, el de Rusia. Con Jorge Sampaoli a los mandos, la 'Albiceleste' tuvo que recurrir al último encuentro de la fase de grupos, ante Nigeria, para certificar su pase. Por entonces, tampoco tenía casi margen de error. Aquella vez salvaron la papeleta después de un empate y una derrota en sus dos primeros compromisos.

Unos pasos que han vuelto a cumplir en esta Copa América. Tras la derrota ante Colombia en el debut, los de Scaloni afrontaban el choque ante Paraguay a sabiendas de la importancia de los tres puntos para tener cierto colchón frente a Catar en su último compromiso. No será así, tendrán que ir a tumba abierta.

Scaloni alineó un once con novedades respecto al que puso ante los 'cafeteros'. Sin pesos pesados como Agüero o Di María, De Paul y Lautaro, entre otros, tomaron más protagonismo. Pero las circunstancias del partido hicieron que ninguno de los dos pudiera brillar.

La primera parte duró 25 minutos. En los primeros 20, como si nada hubiese pasado. Sin disparos, sin intentos a portería... nadie quería fallar. Paraguay fue la primera en animarse, la que perdió la timidez gracias a un activo Derlis González. Fue precisamente él quien tuvo la primera del duelo, a los 28 minutos. Su disparo, pegó en un defensor y se fue desviado. Incluso desde la grada celebraban que alguno de los dos equipos llegara al área rival.

Casi sin noticias de Messi y prácticamente con Argentina sin peso ninguno en el partido, la 'Albirroja' logró golpear primero. Cabalgada descomunal de Almirón, que inició su carrera en el centro del campo y la terminó en la línea de fondo. Por el camino, dejó atrás a Peryra y Casco. No pudieron seguir al galgo que corría a su lado. El futbolista del Newcastle, pese a llegar algo forzado, logró poner el pase atrás, donde apareció Richard González para marcar un 0-1 que supuso un flechazo en el corazón de los argentinos.

Otra vez. Los paraguayos se adelantaron y el gol dejó en 'shock' a Argentina, que se marchó a los vestuarios sin dar señales de vida. Con caras largas y con la preocupación de un nuevo fracaso internacional en el horizonte. Les tocaba remontar en la segunda parte.

El VAR da de comer a Argentina

Pero encontraron un ayudante que salvó las castañas del fuego. En un remate de Lautaro, la pelota pudo golpear en el brazo de un defensor de Paraguay. El árbitro no lo apreció en primera instancia, pero fue a revisarlo al VAR y, finalmente, concretó la pena máxima. Como no podía ser de otra forma, Messi fue el encargado de ejecuatarla... y de no perdonar. Un 1-1 que hacía de bálsamo para los argentinos, minuto 57.

No habían pasado ni cuatro minutos desde el empate cuando Otamendi decidió cometer el error infantil de tirarse en el interior del área para robar una pelota a Derlis González. El defensa del City derribó al paraguayo y el colegiado, sin dudar, señaló penalti. Jarro de agua fría y, de nuevo, mirada perdida.

Pero Armani decidió ponerse la capa y detener el penalti que lanzó Derlis. Rabia e impotencia contenida la del portero, que mandó a callar a parte de la grada. Una muestra más de la presión a la que tienen que hacer frente los jugadores de la 'Albiceleste'.

La parada de Armani sentó de maravilla al equipo de Scaloni, que con Agüero ya en el campo buscó con insistencia la portería de 'Gatito' Fernández. Pero con más corazón que ideas, una vez más. El mismo cuento de siempre. La 'Albiceleste' sigue sin dar con la tecla en ese sentido.

Ni siquiera Messi pudo desnivelar la balanza en los últimos minutos. Cierto es que el '10' estuvo desaparecido durante gran parte del partido, pero también lo intentó cada vez que le llegaba la pelota. Eso sí, sin éxito ninguno.

Al final, un reparto de puntos que deja a Argentina con el marcapáginas en el mismo lugar de siempre. Contra las cuerdas en la última jornada de la fase de grupos, cuando tendrán que enfrentarse a Catar en el duelo decisivo.

Para poder estar en cuartos, la 'Albiceleste' debe ganar al cuadro asiático, ya que un empate le dejaría casi al 100% fuera del torneo. De nuevo, como hace un año en el Mundial. Al borde del abismo y con la confianza por los suelos...

David Picón

David Picón

noticias 444 RANK 27
lecturas 4M RANK 23
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook