noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Golazos, magia y locura por la salvación

Pin Bardhi anotó el doblete de la victoria. EFE
Bardhi anotó el doblete de la victoria. EFE

Golazos, magia y locura por la salvación

El Levante se ha llevado los tres puntos a casa tras una auténtica batalla disputada hasta el último segundo en San Mamés, escenario de lujo que fue testigo de tres golazos impresionantes: el primero de Athletic a manos de Raúl García, el segundo de Bardhi, el hombre del partido y el tercero del 'Messi' Morales.

Espectáculo, diversión, intensidad, pasión, dureza, calidad, potencia, lujo. Lo que San Mamés vivió en el Athletic-Levante puede denominarse como una auténtica batalla de gladiadores en la que Bardhi fue el campeón del combate armado.

Un combate que comenzó ocho minutos después de que el colegiado indicara el inicio de partido, con un golazo espectacular que se coló como un misil dentro de la portería defendida por Oier.

Raúl García se sacó de la chistera un zapatazo incalificable desde 30 metros que perforó la escuadra de la portería del Levante, ante un Oier que no pudo hacer absolutamente nada. Imparable.

Con el Athletic por delante en el marcador, el Levante no se escondió en su área, al contrario. Decidió seguir lanzado al ataque, pero todos sus intentos de remontada se estrellaron en un muro llamado Kepa.

Y entonces llegó Bardhi

Hasta que llegó él. El gladiador Enis Bardhi, el hombre del partido, el protagonista de la victoria, la pesadilla de San Mamés. Bardhi apareció en el minuto 43 para devolver la igualdad al luminoso de Bilbao.

El joven centrocampista de 22 años ejecutó una falta con un lanzamiento directo que se coló en la portería de Kepa. Pese a que el guardameta del Athletic consiguió sacar el esférico, lo hizo cuando el balón ya se encontraba entre los tres palos.

Pero la locura llegó al Levante cuando el mismo Bardhi se disfrazó de héroe para liderar la remontada de los suyos. Dos minutos después, Bardhi puso al Levante por delante en el marcador con un doblete, un segundo lanzamiento de falta calcado al primero.

Dos minutos, dos goles, dos de falta, dos balones que se le colaron a Kepa por el mismo sitio. Bardhi volvió a bombardear la portería del Athletic con un golazo por la escuadra izquierda.

Morales se disfrazó de Messi

La segunda parte transcurriría con el Athletic y el Levante acechando sin descanso el área rival, pero con las acciones de dos guardametas convertidos en salvadores. El Levante se hacía de oro por la banda gracias a Morales y Raúl García estrellaba al larguero su doblete, el que conquistaba el empate ante su afición.

Pero, entonces, apareció Morales. Un Morales que se disfrazó de Messi, un Morales todoterreno e intratable que bailó con el gol desde el minuto uno, subiendo sin descanso por la banda, superando a todos por velocidad con el balón pegado en los pies.

Recorte hacia fuera, recorte hacia dentro, recorte, recorte y recorte hasta superar por encima a Kepa y poner el definitivo 1-3 en el marcador. Morales sentenció el encuentro y llevó a su Levante un pasito más cerca de la permanencia, con una obra de arte digna de una estrella.

Golazos, magia y locura por la salvación en la noche de Bardhi y Morales, estrellas indiscutible de un Levante con 37 puntos bajo el brazo, a falta de una sola victoria para mantenerse otro año más con seguridad en Primera.

El Athletic, por su parte, ocupa la decimocuarta plaza con 40 puntos en sus manos, un Athletic que lo intentó hasta el último minuto, que peleó como todo un guerrero, un gladiador, pero que se topó con la magia de dos seres superiores hoy en San Mamés: Bardhi y Morales.

Ángela M. Romero

Ángela M. Romero

noticias 7,406 RANK 2
lecturas 46M RANK 6
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook