noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Haaland atribuye a Solskjaer su crecimiento como futbolista

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 479

Pin Haaland colmó de elogios a su compatriota Solskjaer. AFP/Archivo
Haaland colmó de elogios a su compatriota Solskjaer. AFP/Archivo

Haaland atribuye a Solskjaer su crecimiento como futbolista

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 479

Esta temporada está siendo la de Erling Haaland. El Red Bull Salzburg le catapultó al Borussia Dortmund, y ahora está en boca de todos. Pero él no olvida sus orígenes, y señaló a su compatriota, Ole Gunnar Solskjaer, como el artífice del futbolista que es hoy.

Haaland comenzó a despuntar en su Noruega natal, en el Molde, donde su entrenador era el hoy técnico del Manchester United Ole Gunnar Solskjaer. Y a él atribuye su espectacular crecimiento.

Así lo aseguró, en una entrevista concedida a 'EuroSport'. "Recuerdo que era frustrante como un joven delantero como yo, iba todo en mi contra en los entrenamientos", rememoró.

"Estaba solo con el portero y se cruzaron en mi camino, fallé todas las oportunidades. Recuerdo que Ole me dijo 'sé que acabas de empezar en esto, así que solo tienes que estar listo", continuó Haaland.

El ariete del Borussia guarda un buen recuerdo de Solskjaer. "Antes de ese partido, Solskjaer y yo practicamos un poco la finalización. Recuerdo que me enseñó algunas reglas básicas", siguió recordando.

"Me ha enseñado mucho a mantener la calma, estar alerta y pendiente de la situación en la que viene la pelota. Solo así tienes la oportunidad de marcar. Se merece mucho crédito por enseñarme eso", apuntó también.

Y, pese a tener solo 19 años, echó la vista atrás. "Cuando miro hacia atrás, lo veo realmente todo bastante extraño. Fue al comienzo de 2018. Ese partido de alguna manera se convirtió en un punto de inflexión para mi carrera", dijo.

"Jugamos fuera contra el Kristiansund y perdimos 1-0. Fallé contra el portero antes del final", evocó el hoy infalible delantero noruego.

Pero aprendió de sus errores, aunque le llevó su tiempo. "Tuvimos una semana de vacaciones y entrené con Aursnes, mi hermano, Hestad y mi amigo Alexander. Estuvimos en Marbella entrenando duro y tomando el sol", explicó.

"El siguiente partido fue contra el Stabaek en casa. Tuve una oportunidad y le pegué muy bien, pero disparé al centro. Entonces me sentí atrapado", añadió. Aquello, sin duda, fue un punto de inflexión.

BeSoccer

BeSoccer

noticias 377K RANK 1
lecturas 925M RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook