noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Ibra tiñe de 'rossonero' Milán

Juan Ribón por Juan Ribón @ribju - 0 4,607

Pin Ibra fue el protagonista del derbi sin firmar un gran partido. EFE/EPA
Ibra fue el protagonista del derbi sin firmar un gran partido. EFE/EPA

Ibra tiñe de 'rossonero' Milán

Juan Ribón por Juan Ribón @ribju - 0 4,607

Se llevó el Milan el 'derby della Madonnina', al imponerse por 1-2 al Milan. Doblete en tres minutos de Ibrahimovic, en el primer tiempo, que el Inter no fue capaz de contrarrestar, a pesar de haber recortado distancias antes del descanso por medio de Lukaku.

'Milano è rossonera', cantarán los 'tifosi' del Milan este sábado por la noche, pues el derbi de la capital lombarda cayó de su lado. El doblete de Ibra no pudo ser contrarrestado por un Inter que batalló hasta el final por rascar al menos un punto.

Derbi de Milán a la altura de las expectativas. Partidazo de los que quitan el aliento, de los que no dan un segundo de respiro. Derbi que se llevó Pioli, aunque la iniciativa la llevó en casi todo momento el equipo de Conte.

Apretó desde el principio el Inter, quien parecía decidido a mandar sobre el terreno de juego. El Milan se vio relegado a un segundo plano, a aguantar las acometidas de su vecino y rival.

Poco a poco el ímpetu inicial del Inter empezó a ser contrarrestado por el Milan, y se empezaron a dejar ver sus hombres de arriba, en especial un Ibrahimovic que, pese a no estar en plena forma y firmar un partido bastante discreto, fue el claro protagonista del mismo.

Porque en cinco minutos puso patas arriba el derbi. En el 11', el sueco se plantó en el área, amagó ante Kolarov y el zaguero interista cometió un error impropio de su veteranía, al derribar al delantero rival.

Penalti que Ibra provocó y que él mismo se encargó de chutar. Sin embargo, no lo convirtió. Handanovic le adivinó las intenciones y sacó una buena mano que privó al sueco, durante unos segundos, de tener algo que celebrar.

La fortuna cayó de su lado. El balón le volvió, rechazado, y lo remató ante la impotente estirada del guardameta balcánico.

0-1 y el Inter en 'shock'

El golpe fue duro, pero peor fue que, tres minutos más tarde, en el 16', de nuevo Ibra viese de nuevo puerta. Otra contra, esta protagonizada por Rafael Leao, ruptura a D'Ambrossio, centro perfecto a la punta del pie de Ibra y gol del sueco.

Ese doblete en tres minutos dejó estupefacto al Inter, que tardó unos minutos en volver a ser el equipo imperial del arranque. Acabó haciéndose de nuevo con el mando, y en el 29' Lukaku, aprovechándose de un centro de Perisic mal defendido por la defensa rival, remató a placer el 1-2.

A continuación sucedió la primera acción polémica que sin duda los 'tifosi nerazzurri' protestarán durante días. Porque en el 35' un amonestado Kjaer agarró claramente a Lautaro, y el argentino cayó, reclamando falta y la segunda tarjeta para el zaguero rival.

El árbitro se lavó las manos y no señaló ni siquiera la infracción más básica, dejando seguir el juego para desesperación de Conte y sus chicos.

Entrega sin premio

Buscó el empate el Inter hasta el descanso, principalmente mediante un Lukaku que lo intentó de todas las formas imaginables, y también con las llegadas de Achraf, para centrar o rematar.

Rozando el empate se fue el Inter al descanso, y rozando el empate volvió el Inter de vestuarios. Parecía que nada hubiera cambiado con el intermedio en el Giuseppe Meazza de Milán.

Las ocasiones 'nerazzurri' fueron un goteo constante, y alcanzadon el clímax entre el 73' y el 75', cuando Lukaku cayó en el área, derribado por Donnarumma. El árbitro pitó penalti, y el VAR entró en acción.

Había dos detalles que analizar, si hubo o no derribo del portero al delantero, y si este recibió en posición legal. El primero fue claro, pues le tocó con el pecho, aunque trató de evitarlo.

Y el segundo de nuevo enfadará a los interistas. Porque el árbitro del VAR interpretó que, si bien el último en tocar el balón antes de que llegase a a Lukaku fue Kjaer, este no lo hizo para asistir a su portero, sino para cortar el pase de Eriksen al belga.

Al ser así, Lukaku estaría en fuera de juego, y no habilitado por el pase atrás de un rival, y por tanto la posición antirreglamentaria primó sobre el penalti. Respiró Donnarumma, respiró Pioli, respiró media ciudad de Milán.

Suspense hasta el final

El último cuarto de hora fue frenético, con acercamientos cada vez más peligrosos del Inter, con Lukaku acariciando el gol que le diera el empate a su equipo.

Pero el Inter nadó para ahogarse en la orilla, y claudicó ante un Milan que no solo sigue invicto, sino que cuenta sus partidos por victorias, y que solo ha encajado un gol, este de Lukaku que de poco sirvió a un Inter que cosechó como local en su estadio su primera derrota de la temporada.

Celebrará medio Milán este triunfo con toda la efusividad que la pandemia permita, porque se trata del primer derbi que el Milan gana como visitante en diez años. Y porque esta victoria deja a los 'rossoneri' como líderes en solitario de la Serie A.

Juan Ribón

Juan Ribón

noticias 4,614 RANK 5
lecturas 27M RANK 10
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook