noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Jorge Félix, último español en conquistar Polonia

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 87

Pin Jorge Félix, último español en triunfar en Polonia. EFE
Jorge Félix, último español en triunfar en Polonia. EFE

Jorge Félix, último español en conquistar Polonia

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 87

A Jorge Félix Muñoz (Madrid, 22/08/1991, 28 años) se le caen los goles de los bolsillos en la Liga de Polonia. Con nueve tantos, y junto a otro español, Jesús Imaz, lidera la tabla de máximos anotadores en las filas del Piast Gliwice y es una de las figuras de la Ekstraklasa.

La marca España está muy valorada en Polonia. Desde hace varias temporadas, decir España es decir gol. Otros nombres como Igor Ángulo o Carlitos López en los dos cursos anteriores fueron los mejores anotadores de la Liga Polaca y tienen a dignos herederos que continúan con la tradición.

Jorge Félix es uno de ellos y es un jugador cocido a fuego lento que explotó tarde por culpa de una inquietud muy extraña entre los futbolistas: los estudios. En su currículum luce su formación en la cantera del Atlético de Madrid, pero también una licenciatura en Económicas y un par de máster que logró mientras compaginó los entrenamientos junto a figuras como el 'Kun' Agüero con sus idas y venidas a las aulas.

Ahora, no se arrepiente. Todo lo contrario: "Puede ser que llegara más tarde al fútbol por haberme centrado en los estudios, pero me venía bien para despejarme y no pensar todo el día en un balón. Tal vez, si me hubiese centrado, no sé si hubiese llegado al primer equipo del Atlético. Pero he sido feliz todos estos años", dijo en una entrevista concedida a la 'Agencia EFE'.

El caso es que Jorge Félix no quiso salir de Madrid hasta no completar su carrera. Mientras, pasó de la cantera rojiblanca a la del Getafe, después al Trival Valderas, al Rayo Majadahonda y, finalmente, cuando acabó la Universidad, decidió salir y firmar por el Lleida.

PIAST GLIWICE, LA GRANDEZA DE UN CLUB HUMILDE

Allí, durante un partido ante el Valencia Mestalla, cambió su vida. Un ojeador del Piast Gliwice le vio por accidente e intentó su fichaje. Jorge Félix, no lo dudó. Él mismo se define como un futbolista al que le faltó confianza en sí mismo, algo de jeta y más ambición para haber brillado mucho antes. Ese mismo futbolista apostó por la Ekstraklasa e hizo las maletas. Y le salió muy bien la jugada.

Su destino, el Piast Gliwice, fue el de un club humilde que estuvo a punto de bajar de categoría en la temporada 2017-18 y que, con Jorge Félix en plantilla, dio la sorpresa y se proclamó campeón por primera vez en su historia la pasada campaña. Este año, es segundo en Liga por detrás del Legia Varsovia y el centrocampista madrileño es su figura.

¿Cómo es el Piast Gliwice? Jorge Félix explica que es un equipo que en España pelearía por no bajar de Segunda División y que tiene un estadio municipal con capacidad para 9.913 espectadores, menos de la media habitual de algo más de 20.000 que hay en el resto de campos de la Liga Polaca. La ciudad, Gliwice, en el sur del país, es pequeña y todos saben quién es.

"La vida aquí es muy tranquila, te conoce todo el mundo. Siempre nos encontramos los mismos. Es como vivir en un pueblo pequeño. La ciudad es barata. Se vive genial y estoy muy contento. Este año me paran mucho y con respeto. Me piden fotos, nunca de forma maleducada. Siempre con buenas maneras".

Esa tranquilidad ha ayudado a Jorge Félix a triunfar en un fútbol que define como más físico y sin tanta calidad, pero con instalaciones a la altura de los clubes españoles de Primera División. También cuentan con máquinas de última generación y estadios "enormes" con asistencias medias de 20.000 aficionados.

LA MARCA ESPAÑA LUCE EN POLONIA

Este año, en esos campos, Jorge Félix ha explotado. Cambió su posición de extremo de la temporada pasada y ahora juega de mediapunta por detrás de los delanteros. Está más cerca del gol y suma 12 en todas las competicione,s incluyendo las rondas previas de la Liga de Campeones y de la Europa League. "No imaginaba marcar tantos. Estoy teniendo suerte", asegura.

Pero muchas veces, detrás de la suerte hay mucho esfuerzo. Para empezar, Jorge Félix estudia polaco, uno de los idiomas más complicados de Europa. Y, en algo más de un año, es capaz de entenderlo y de dar entrevistas a medios de comunicación. "Hablo como puedo y todas las semanas tengo a una profesora particular", afirma.

Al contrario que Gareth Bale en el Real Madrid, Jorge Félix sí se atreve con el idioma en un deporte que profesionalmente es un destino atractivo para muchos jugadores que no tienen oportunidades de jugar en la Primera o en la Segunda División de España. En total, hasta 19 españoles juegan en Polonia.

"Aquí los polacos nos ven muy bien. Hace siete años, mi capitán, Gerard Badía (otro español del Piast Gliwice), me decía que a todo el mundo le daba miedo venir. Ahora la gente sabe cómo nos va a los españoles que estamos aquí, que los salarios son bastante altos y que es un buen país. Cada vez quieren venir más", señala.

"Al español, más que hombre gol se le valora como un jugador de calidad que sabe tocar el balón. Pero es verdad que en los últimos años estamos con suerte y marcamos muchos goles. Se nos valora más y parece que somos más goleadores que el resto. A ver si seguimos dejando la marca España por las nubes", agrega.

El caso es que la vida de Jorge Félix ha cambiado en Polonia. Con su carrera universitaria bajo el brazo, ahora ya puede decir que "ahorra" para el futuro. Y, con la cantidad de goles que firma cada fin de semana en la Ekstraklasa, el interés de otros clubes de dentro y de fuera de Polonia es una realidad.

Acaba contrato en junio, pero es feliz en el Piast. Junto a otros nombres, es uno de los jugadores que revalorizan al fútbol español en Polonia. "Cuando acabe, quiero estar orgulloso de lo que he hecho". Su madre, su aficionada número uno, ya lo está.

BeSoccer

BeSoccer

noticias 335K RANK 1
lecturas 826M RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook