noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Justicia poética en Krasnodar

Pin Nolito firmó el único tanto del Sevilla. AFP
Nolito firmó el único tanto del Sevilla. AFP

Justicia poética en Krasnodar

El Krasnodar se estrelló con la madera en tres ocasiones, alimentando una mala fortuna que también tuvo su cuota de protagonismo en el tanto de Nolito. Pereyra y Okriashvili hicieron justicia poética en los últimos compases del partido.

Arrancó el encuentro con brío en Rusia, donde el exceso de ímpetu inicial lastraba la fluidez del juego de uno y otro equipo, obcecados con llegar a la portería rival sin madurar.

Apenas habían transcurrido tres minutos, cuando Claesson se encontró un regalo de la defensa del Sevilla que no supo materializar, pero sí sirvió para meter el miedo en el cuerpo del la zaga hispalense.

Aunque los de Machín trataban de hacer valer la presencia de Banega y Roque Mesa en la medular, el Krasnodar imponía el ritmo y mandaba en el encuentro en base a su intensidad.

Merced al paso de los minutos, los rusos se fueron asomando sobre la portería de Vaclík. Mamaev fue el primero en besar la madera del Sevilla, con un remate a la salida de un córner que se estrelló en el larguero.

No habían pasado cuatro minutos, cuando Kabore siguió los pasos de su compañero con idéntico desenlace. De nuevo el larguero evitó el primer tanto de un Krasnodar henchido de confianza.

Sin embargo, al filo del descanso, Nolito aprovechó una jugada de estrategia para aliarse con la fortuna y abrir el marcador. El disparo del andaluz golpeó en un defensa rival y superó a Kritsyuk.

No obstante, el severo castigo no frenó a los rusos en la reanudación. El conjunto local salió espoleado de su paso por vestuario, ávidos de remontada tras un primer tiempo en el que fueron superiores.

En el minuto 53, Claesson fue quien probó la madera de Vaclík, ante la desesperación de una hinchada local que volvió a entonar el empate y tuvo que cortar el grito con el larguero.

El guion motivó un carrusel de cambios que tuvo como protagonista a Pereyra, en primer lugar. Apenas cuatro minutos llevaba sobre el campo, cuando el atacante trazó una excelsa triangulación para plantarse ante Vaclík y batirle con un disparo cruzado.

Machín sacó a André Silva y Ben Yedder, para formar con la delantera de moda en el Sevilla en los últimos compases de un encuentro que tenía reservada la justicia poética para el final.

Okriashvili, que entró en el 85', se sacó una chilena de la chistera para poner patas arriba el feudo local. El delantero georgiano aprovechó la laxitud defensiva del conjunto hispalense para firmar el 2-1 definitivo en el minuto 88.

El Krasnodar sumó tres palos y tres puntos ante el Sevilla, en un duelo donde fue superior en todas las facetas del juego, en el que ni siquiera la mala fortuna pudo evitar su final feliz.

Adrián Cortés

Adrián Cortés

noticias 1,454 RANK 17
lecturas 12M RANK 16
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook