noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

La historia del Colchester y la hamburguesa que viajó al espacio

Juan Ribón por Juan Ribón @ribju - 0 471

Pin ¿Por qué mandar un hamburguesa al espacio? Porque se puede. Twitter/ColU_Official
¿Por qué mandar un hamburguesa al espacio? Porque se puede. Twitter/ColU_Official

La historia del Colchester y la hamburguesa que viajó al espacio

Juan Ribón por Juan Ribón @ribju - 0 471

Esta es sin duda la historia más extraña que ustedes podrán leer en quizá mucho tiempo. Cuenta la historia de una hamburguesa que aterrizó en los campos de entrenamiento del Colchester United inglés. Una hamburguesa caída del cielo, venida del espacio. O casi.

Esta historia comienza el pasado 27 de marzo, miércoles, para más señas. Era un día normal en la tan típicamente inglesa localidad de Colchester, a unos 80 kilómetros al noreste de Londres, en Essex.

Pero no resultó ser un día normal, porque una hamburguesa acababa de aparecer en los campos de entrenamiento del club. ¿Algún gracioso la había arrojado ahí? No, porque no había aparecido sola.

Nos explicamos. La hamburguesa estaba sujeta a una caja de poliestireno (el corcho blanco de proteger cosas de toda la vida) con una cámara GoPro en su interior. Además tenía algo que podía ser un globo o un paracaídas. Algo rojo.

Desde luego, no era algo normal. Vamos, que en la campiña inglesa pueden pasar cosas raras, pero habitualmente no caen hamburguesas del cielo. Y sonó el teléfono en las oficinas del club.

Era un tipo de Sheffield, asegurando que la hamburguesa y la GoPro eran suyas. Y que las había mandado al espacio. Y que iba a ir a por ellas. ¿Y cómo no creerle? ¿Cómo podía saber alguien de Sheffield describir lo que acababa de caer en los campos de entrenamiento del Colchester?

El GPS de la cámara le permitió saber con precisión dónde había ido a parar su experimiento. Había caído a 230 kilómetros de su localidad, unas tres horas en coche. Tocaba esperar.

Y a media tarde del miércoles apareció Tom en las oficinas del Colchester para recoger lo que es suyo. Efectivamente, Tom había atado una hamburguesa a un globo y la había mandado al espacio, o casi. Porque un globo puede alcanzar, como máximo, una altura de entre 30 y 40 kilómetros, y la Línea de Kármán, la que marca los límites del espacio con respecto a la Tierra, se sitúa en torno a los cien.

Aún así, este popular 'YouTuber' británico (estaba claro que tenía que tener trampa), logró mandar una hamburguesa a la estratosfera, donde la temperatura ronda los 55 grados bajo cero.

Si alguna vez siente usted, querido lector, tentación de hacer algo similar, ha de saber una cosa: una hamburguesa que ha estado en la estratosfera sabe reseca, como a polvo. Y además está congelada.

La historia está dando la vuelta al mundo, y además de hacer a este equipo de la League Two famoso por un día, le supuso un almuerzo gratis a toda la plantilla, cortesía de un conocido restaurante de comida rápida cuyo nombre no citaremos porque a nosotros no nos da hamburguesas por la cara. Claro, que tampoco nos llueven del cielo...

Juan Ribón

Juan Ribón

noticias 4,388 RANK 5
lecturas 26M RANK 11
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook