noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

La Real sobrevive y Anoeta sonríe

Pin Willian José marcó un doblete. EFE
Willian José marcó un doblete. EFE

La Real sobrevive y Anoeta sonríe

Aire nuevo el que ha dado Imanol a la Real Sociedad, que consiguió su segunda victoria consecutiva. Lo hizo a costa de un Espanyol que vivió el último cuarto de hora con un hombre más pero que no pudo igualar la contienda.

No pudo haber un inicio más frenético en el partido. En apenas ocho minutos, la Real Sociedad ya había conseguido dos goles de una ventaja que antes del descanso ya había visto igualada.

No dudó en lanzarse al ataque el conjunto 'txuri-urdin'. Tuvo en Januzaj a un puñal que aprovechó desde el primer minuto. Precisamente de un centro suyo vino el primer gol. El belga puso el córner, Willian José remató al córner y Mikel Merino se adelantó a Dídac para poner el primero.

No se había despertado todavía el Espanyol del golpe recibido cuando vio el segundo en el marcador de la Real Sociedad. David López quiso engañar al árbitro pero dio con la mano en una jugada que Del Cerro Grande tuvo que revisar en el VAR en el propio campo. Tras analizarla, Willian José marcó su primer tanto, de penalti.

Con dos goles de desventaja y prácticamente en la lona, el Espanyol se agarró a las cuerdas para reponerse y volver al partido. Le costó rondar el área de Rulli, pero llegó finalmente a hacer daño. Lo hizo a través de Naldo, que con un potente cabezazo mandó el balón a la escuadra.

Cuando todo parecía abocado a marcharse a vestuarios con ventaja para la Real Sociedad llegó una de las jugadas polémicas del partido. Un centro desde la derecha que cabeceó Borja Iglesias y que terminó de remachar Baptistao al larguero, en una posible situación de fuera de juego. Llorente, en el rebote, acabó esquivando a la diosa Fortuna para marcarse en propia.

Ambas defensas se mostraban endebles por arriba, siendo los atacantes los que ganaban una amplia mayoría de los lances. Así llegaron ocasiones de Mikel Merino, David López y Willian José, pero todos ellos estuvieron desacertados.

El gol de la victoria llegó pasada la hora de partido. Mikel Merino, protagonista en el primer gol, puso un centro medido que se comió Rosales y que Willian José, como un karateka, envió a las mallas.

El Espanyol se lanzó al ataque, más aún cuando la Real Sociedad se quedó con un hombre menos con la expulsión de Mikel Merino. Salvador y verdugo en un partido que acabó salvando finalmente la Real Sociedad.

Javier García Márquez

Javier García Márquez

noticias 584 RANK 26
lecturas 4M RANK 24
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook