noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Lo que mal empieza, ¿bien acaba?

Pin LaLiga, esa ciencia 'exacta'. EFE
LaLiga, esa ciencia 'exacta'. EFE

Lo que mal empieza, ¿bien acaba?

Los inicios de temporada suele venir acompañados por un fervor que se repite año tras año: la ilusión. El tiempo, no obstante, la acaba curando y pese a los arranques más o menos destacados de los equipos del 'pueblo', esta competición siempre acaba cayendo en manos de los mismos.

Es díficil encontrar un inicio de temporada en el que bien Barcelona o Real Madrid no ocupen la primera plaza del campeonato una vez disputadas las cinco primeras jornadas.

Casi siempre suelen estar ellos en lo alto del pedestal, aunque la orquesta suele cambiar con más o menos asiduidad. Entre el resto, es muy intrigante querer reconocer al equipo revelación del año.

Es algo así como buscar al 'nuevo Messi', prevalece la ilusión por convertir el buen fútbol en algo inmortal, que cambie de nombre pero no en la forma.

Lo mismo pasa con la competitividad. Más allá de las simpatías que cada individuo pueda tener con unos u otros clubes, la irrupción del Atlético de Madrid en el recién inaugurado 'top 3' fue bien recibida por el espectador neutral. Le daba más chicha al torneo local.

LaLiga, en cada comienzo, otorga la posibilidad de soñar con culminar nuevas metas antes inalcanzables, pero la historia siempre nos repite lo mismo: no hay que confiarse con lo que suceda en el arranque de una competición basada en la regularidad.

La última vez que el Barcelona quedó situado fuera de las posiciones europeas tras cinco jornadas disputadas fue en la temporada 2005-06, séptimo con ocho puntos, uno más que hoy día pero una posición por encima.

Hace 14 años y a estas alturas de campeonato, el Celta era líder con 12 puntos, uno más que el Getafe, con Valencia, Real Madrid, Deportivo y Osasuna pisándoles los talones con nueve.

Una campaña a priori muy ilusionante para equipos más humildes pero que, abatidos por el peso de la regularidad, fueron cayendo posiciones en la tabla hasta ocupar plazas más o menos cercanas a su hábitat.

Esa liga, la 2005-06, la acabó ganando precisamente el Barcelona con 82 puntos, 12 más que el Real Madrid, segundo. Valencia y Osasuna ocuparon las plazas Champions y Sevilla y Celta se clasificaron a Europa League. Deportivo y Getafe se quedaron a las puertas.

El título de liga, a ojos de la historia, es una ciencia casi exacta. 23 de septiembre de 2019, ya concluida la jornada cinco de liga y Athletic, Real Madrid, Granada, Real Sociedad, Sevilla y Atlético descansan en las seis primeras posiciones. Hagan sus cábalas, ojalá sirvan para algo.

Miguel Delgado

Miguel Delgado

noticias 322 RANK 30
lecturas 938K RANK 31
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook