noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Los mundos de Dembélé

Pin Dembélé, un problema para el Barcelona. AFP
Dembélé, un problema para el Barcelona. AFP

Los mundos de Dembélé

Ismael Touat por Ismael Touat @besoccer_es - 6 5,899

Justo cuando parecía centrarse y estar enchufado, ahora que podía aumentar su red de relaciones con un amigo y compatriota como Antoine Griezmann en la plantilla, designado por el propio presidente como pieza clave y hasta señalado como "mejor que Neymar", en su tercer año como azulgrana y el que debe ser el de su consolidación, Ousmane Dembélé vuelve a descarrilar nada más empezar la temporada.

"Da la sensación que Dembélé vive en su mundo", dijo Gerard López, ex entrenador del Barcelona, hace unos meses en una de esas diatribas que Dembélé se empeña en protagonizar. Parece un análisis certero para definir a un jugador que incluso públicamente no se pone de acuerdo en si le da mejor con la derecha o la zurda.

Así es su fútbol, impredecible, tan imprevisto su juego como lo son su actitud y comportamiento, un compilado de decisiones tan desatinadas como las que habitualmente toma en el campo. Un tipo difícilmente de radiografiar que ha puesto en jaque al Barcelona nada más arrancar el año.

La lesión de cinco semanas de Dembélé no es más que la consecuencia de la despreocupación del futbolista unida a la decifitaria preparación que ha ejecutado el equipo azulgrana este verano. De Japón a Estados unidos pasando por Barcelona, sin programa definido de entrenamiento o sesiones suficientes para arrancar la competición con garantías.

Pero en el caos se siente bien Dembélé, acostumbrado como estuvo durante una época a llegar tarde a las sesiones por sus largas farras para pegarle a los videojuegos, tendente a una alimentación nada cuidada y ni mucho menos sana.

No colabora el Barcelona actual, el que permite que Luis Suárez se marche de finde a Tánger aun estando lesionado, a Dembélé cuya manera de hacer las cosas parece incorregible. También viajó el joven galo, de quien aseguran que estaba citado para ser sometido a pruebas por sus molestias sufridas en Bilbao. Caso omiso.

Sexta lesión muscular desde que está en el Barcelona. 120 partidos se han juegado desde que fichó y se ha perdido 66. Demasiados encuentros para un futbolista al que no se le conoció percance físico en el Borussia Dortmund. De los 52 choques que el equipo alemán disputó con el francés allí, no estuvo en dos: uno por acumulación de tarjetas y otro por decisión técnica (en el banquillo). Ese Dembélé que suele agotar la paciencia al normalmente hierático Valverde, cansado de que confunda sus dolores y calle sus molestias para finalmente romperse en el campo.

El desnortado Dembélé se baja del carro y deja al Barcelona sin atacantes. La llegada de Griezmann y la aparente confianza del Barcelona en el joven que costó 105 millones de euros más 40 en bonus le regalaron un verano tranquilo. Tercer año, más galones que nunca y oportunidad para reivindicarse... para que el travieso Dembélé haga de las suyas, que ahora vocifera que se queda al 1000%. Sus mundos son inescrutables. 

Ismael Touat

Ismael Touat

noticias 4,336 RANK 6
lecturas 47M RANK 5
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook