noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Los peores debutantes de la historia de LaLiga

Pin Collymore, Romerito y Arlauskis fracasaron en la Liga. Varios
Collymore, Romerito y Arlauskis fracasaron en la Liga. Varios

Los peores debutantes de la historia de LaLiga

Sergio Álvarez por Sergio Álvarez @gegi01 - 0 +24k

Te traemos una desgraciada lista con futbolistas que, por una u otra razón, fueron incapaces de rendir en su estreno en la Liga Española.

Giedrius Arlauskis (Espanyol)

El portero lituano llegó a mitad de temporada y no se sabe muy bien para qué. Debutó en el Bernabéu, ni más ni menos, y se llevó seis goles. Su segundo partido, ante la Real Sociedad en casa, acabó con 0-5, aunque él únicamente jugó media parte. Le dio tiempo a encajar dos goles más, eso sí. Su último encuentro en España, ya en la jornada 35, fue una nueva goleada, ante Las Palmas (4-0). El lituano encajó 12 goles en tres partidos de Liga en la campaña 2015-16.

Héldon (Córdoba)

El jugador de Cabo Verde no cayó en el mejor equipo posible de la Liga Española. De hecho, llegó a un Córdoba en barrena que acumuló derrota tras derrota. Debutó en un Celta-Córdoba (1-0), pero es que su estadística es demoledora. Jugó 14 partidos en Primera, perdió 12 y solo logró puntuar en dos empates ante Deportivo y Villarreal.

Roberto Chen (Málaga)

El panameño tuvo un paso fugaz por la primera plantilla del Málaga, y es que pronto se vio que no tenía nivel para la Liga Española. Debutó en una derrota en Valencia (1-0) y solo jugó otro partido, una goleada 0-5 ante el Celta que le retrató para siempre.

Stephen Finnan (Espanyol)

Se le perdona por su brillante pasado en el Liverpool, pero su estancia en la Liga Española fue nefasta. Jugó apenas once minutos en su debut, ante el Getafe (1-1) y fue el único punto que cosechó, pues perdió sus otros tres partidos en Liga (2-0 ante el Sevilla, 3-4 ante el Numancia y 3-0 ante la Real) y uno más en Copa.

Marian Kelemen (Numancia)

Los porteros a veces lo tienen complicado para debutar en Primera. Este eslovaco solo tuvo la oportunidad de jugar un partido en Primera División. No le dio para más después de encajar un 5-0 en su debut, ante el Racing de Santander.

Nebojsa Scepanovic (Real Oviedo)

Otro jugador con una estadística nefasta en Primera División. Debutó empatando ante el Athletic (0-0) y jugó un total de siete partidos sin conocer la victoria en Primera (5 derrotas y 2 empates). Se fue al Villarreal de Segunda, donde no le fue mucho mejor (9 partidos, 5 derrotas y 4 empates).

Oleksandr Iakovenko (Málaga)

Cierto es que comenzó con gol, pero lo hizo en una derrota por 4-1 ante el Rayo Vallecano. No ganó con el Málaga, pues en sus nueve partidos en el equipo blanquiazul firmó siete derrotas y solo dos empates. En su descargo hay que decir que apenas disputó un partido completo.

Giancarlo Maldonado (Xerez)

El venezolano no tuvo suerte en su única temporada en España. Llegó para reforzar a un Xerez que lo tuvo imposible para salvarse. No anotó nada más que un tanto, pero fue en Copa. En Liga, este delantero jugó nueve partidos sin ver puerta y sin conocer la victoria (seis derrotas y tres empates).

Alexei Kosolapov (Sporting de Gijón)

No todos los jugadores tienen el dudoso honor de debutar en Primera encajando seis goles. Le pasó al centrocampista Kosolapov en el flojísimo Sporting de la 1997-98. Jugó apenas seis partidos, con cinco derrotas (dos goleadas) y un empate, curiosamente en el partido en el que menos jugó.

Jonathan Woodgate (Real Madrid)

Primero, se tiró un año en blanco por una lesión. Y luego, cuando le llegó el momento de debutar, acabó armando el taco. En 66 minutos, le dio tiempo a anotarse un gol en propia puerta y a ver dos tarjetas amarillas. Expulsión y gol en propia puerta en el debut. Aunque solo perdió un choque liguero con el Real Madrid, su debut fue uno de los peores de la historia en el cuadro blanco.

Stan Collymore (Real Oviedo)

El atacante inglés llegó pasado de todo al Real Oviedo y, así, su estancia en el Principado no podía salir nada bien. Disputó tres partidos con el equipo ovetense y perdió los tres y, además, se quedó sin ver puerta y cuajó uno de los inicios más decepcionantes del Real Oviedo en su historia.

Stephan Andersen (Real Betis)

Otro jugador que pasó por la Liga y se fue sin conocer la victoria. Curiosamente, su actuación en Europa y Copa no fue especialmente mala, pero, en lo referente a la Liga, fue un desastre. Debutó con derrota en el Bernabéu (2-1) y perdió seis de sus siete partidos en el campeonato liguero, únicamente sumando un empate ante el Levante en casa (0-0).

Robert Enke (Barcelona)

El tristemente fallecido portero alemán no jugó nada más que un partido de Liga con el Barcelona. Fue en Pamplona, ante Osasuna, y se limitó a los últimos 20 minutos de partido, por lesión de Bonano. En ese tiempo, encajó los dos tantos con los que Osasuna remontó el partido al Barcelona.

Stipe Pletikosa (Deportivo de la Coruña)

El portero croata llegó para poner fin a su carrera al Deportivo de la Coruña y, de hecho, apenas jugó dos partidos con los blanquiazules. Perdió ambos y, además, encajó una goleada en su debut (4-1 ante el Athletic), sin estar muy acertado en ninguno de los dos partidos.

Atila Kasas (Logroñés)

No solo es uno de los cromos más comentados de la historia de la Liga. También fue uno de los fichajes más decepcionantes, pues llegó con bastante fama a Logroño. Jugó once partidos de Liga y únicamente ganó uno y empató otro, mientras que perdió los nueve restantes sin capaz de hacer ni un gol. Formó parte de uno de los peores Logroñés de la historia y el penúltimo que jugó en Primera.

Romerito (Barcelona)

Todo lo que rodeó su fichaje fue surrealista. Fichado de manera exprés, durante la semana, para que se enfrentara al Real Madrid, este paraguayo demostró ser un fiasco total... pero puede presumir de no haber perdido ni un partido de Liga en España. Jugó siete partidos con el Barcelona, pero, eso sí, empató cinco y apenas ganó dos. Demasiado poco para un delantero que únicamente marcó un gol en su partido de despedida.

Leonel Pilipauskas (Atlético de Madrid)

El Atlético de la 1999-2000 fue un verdadero desastre. El uruguayo Pilipauskas escenificó ese ridículo en los únicos cuatro partidos de Liga que jugó. El Atlético perdió todos e incluso fue goleado por Real Sociedad (4-1) y Barcelona (0-3). Como es más que obvio, no jugó más.

Álvaro Pereira (Getafe)

Otro debut con tarjeta roja... y goleada. Álvaro Pereira se estrenó de la peor forma con el Getafe, con un 4-0 en contra y tras disputar apenas 65 minutos en el encuentro. Jugó seis partidos en Primera y perdió cinco, mientras que empató uno. Se llevó, además de la de Las Palmas, la goleada de Barcelona (6-0) y Real Madrid (1-5) antes de dejar el Getafe.

Gustavo Campagnuolo (Valencia)

No podemos olvidar en esta lista al portero argentino Gustavo Campagnuolo. Tuvo una actuación discretísima en su primer partido en el Valencia. Debutó ante el Salamanca y el equipo 'che' se llevó un 6-0. Solo tuvo ocasión de disputar un partido más y encajó dos nuevos tantos, aunque, por suerte para él, el Valencia pudo ganar.

Rodrigo José Galatto (Málaga)

El portero brasileño encajó tres tantos en su estreno, en una goleada del Málaga ante el Zaragoza, y solo disputó con los costasoleños tres partidos más, que se saldaron con sendas derrotas. Siempre encajó al menos un tanto y su inseguridad quedó especialmente patente en las goleadas de Real Madrid (1-4) y Osasuna (3-0). El brasileño acabó dejando el equipo y no volvió a jugar a un nivel similar.

Sergio Álvarez

Sergio Álvarez

noticias 4,427 RANK 7
lecturas 70M RANK 2
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook