noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Los pescadores indígenas que jugarán la Copa Paraguaya

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 2,025

Pin Así es el equipo indígena paraguayo: pescadores que viajaron dos días en barco. EFE/AgenciaIP
Así es el equipo indígena paraguayo: pescadores que viajaron dos días en barco. EFE/AgenciaIP

Los pescadores indígenas que jugarán la Copa Paraguaya

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 2,025

El plantel de Sport Diana, integrado por una veintena de jóvenes de la comunidad indígena Ishir, salieron la semana pasada en barco desde Bahía Negra, en el departamento de Alto Paraguay, para jugar este jueves su primer partido de la Copa Paraguay, torneo que enfrenta clubes de distintas divisiones.

Los jugadores proceden de Puerto Diana, a escasos kilómetros de la norteña localidad de Bahía Negra, en el margen del río Paraguay, donde las únicas formas de acceso son aviones militares o el barco "Aquidabán".

El navío fue el medio de transporte en el que los 20 jugadores, junto con el presidente del club, Mateo Zeballos, y el de la Liga Bahianegrense, Estanislao Baez, se desplazaron río abajo hasta la localidad de Vallemí, en el departamento de Concepción, y de ahí en autobús hasta Asunción, a la espera del partido.

Baez restó importancia a los dos días de travesía fluvial, acostumbrado ya a navegar a bordo del "Aquidabán".

"Para nosotros viajar en barco es normal, es la realidad de nuestra gente", comentó el presidente de la Liga Bahianegrense en declaraciones a 'EFE'.

La novedad para ellos es estar clasificados por primera vez en la Copa Paraguay, "un sueño" del que esperan no despertar hasta "llegar a una final", en la que se imaginan enfrentados a los grandes equipos paraguayos, como Olimpia o Cerro Porteño.

Un logro que les fue reconocido hoy por el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, quien les recibió en el Palacio de Gobierno.

De momento, este jueves disputarán su primer partido como visitantes ante Sol de América Pastoreo, en un campo de césped de la localidad de Itauguá, a unos 30 kilómetros de Asunción.

El césped puede parecer una obviedad en un campo de fútbol, pero estos futbolistas ishir están acostumbrados a jugar en canchas de tierra.

José Elías Argaña, un joven de 20 años conocido en el campo como 'Lito', reconoció en una conversación telefónica con 'EFE' que esta será la primera vez que juegue en un campo de hierba.

"La cancha de Diana no tiene y cuando llueve es muy pesado", señaló el joven, en referencia al barrizal en el que se convierten sus campos de arena cada vez que llegan las lluvias.

Sin embargo, el cambio de terreno no le quita la ilusión al jugador, pescador el resto del tiempo, que se ve "muy preparado" para la cita ante Sol de América Pastoreo, aunque no pasa por alto que será "un partido difícil".

"Estoy muy orgulloso de llegar a este nivel, porque mi sueño es ser jugador profesional", expresó Lito.

Para llegar hasta aquí, los jugadores del Sport Diana entrenan unos tres días a la semana, sin técnicos profesionales y sin importar las temperaturas extremas del Chaco paraguayo.

Así lo confirmó el presidente del club, Mateo Zeballos, que ensalzó "el sacrificio" de estos jóvenes indígenas de entre 17 y 26 años y destacó su juego veloz como un punto a su favor.

"No nos importa si hace calor o lluvia, solo queremos cumplir nuestro sueño y salir adelante", puntualizó el presidente.

Si bien las condiciones climatológicas no se presentan como un obstáculo para el equipo, no ocurre lo mismo con las adversidades económicas.

En el departamento de Alto Paraguay, el salario medio está en torno a los 1.950.000 guaraníes, el equivalente a unos 279 euros, según el tipo de cambio actual, de acuerdo a los datos de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (Degeec).

Por este motivo, ninguno de los jugadores se dedica al fútbol a tiempo completo y la mayoría lo compagina con la pesca, lo que en ocasiones les impide cumplir con los entrenamientos, como dijo Zeballos a Efe.

Además, el club tampoco cuenta con recursos para hacer frente a gastos como salarios, desplazamientos o remodelaciones en los campos de juego, aunque en este torneo están respaldados por Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), que cubre económicamente los viajes.

Tanto Baez como Zeballos coincidieron en que más allá de un deporte, el fútbol es para muchos jóvenes indígenas de Alto Paraguay su red de salvación para no caer "en el alcoholismo y las drogas", adicciones frecuentes en uno de los departamentos paraguayos más olvidados, en el que solo vive un 0,2 % de la población total, apenas unas 17.500 personas, según datos oficiales.

BeSoccer

BeSoccer

noticias 314K RANK 1
lecturas 785M RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook