noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Lukaku, Hazard y un baile sin compasión

Pin Lukaku anotó un doblete y Hazard dio dos asistencias. EFE/EPA/Stephanie Lecocq
Lukaku anotó un doblete y Hazard dio dos asistencias. EFE/EPA/Stephanie Lecocq

Lukaku, Hazard y un baile sin compasión

La Selección Belga certificó su clasificación a la Eurocopa de 2020 con una seria goleada en casa ante la humilde San Marino (9-0). Los 'red devils' bailaron sin piedad a la cenicienta para asegurarse su presencia en el torneo continental.

No hubo rival para Bélgica en Bruselas. Capitaneada por Eden Hazard en su vuelta al combinado nacional, los hombres de 'Bob' Martínez no sufrieron la ausencia del lesionado Kevin de Bruyne. Tenían fácil clasificarse para la Eurocopa, pero debieron hacerlo mediante sus propios méritos.

Bélgica disfrutó con un baile impecable ante una San Marino que solo opuso resistencia durante la primera media hora. La suerte y su poblada defensa les libró de que la goleada comenzara antes, pero que llegaran al minuto 25' con igualdad en el marcador sirvió como calentamiento para los 'diablos rojos'.

Hasta que Lukaku marcó el primero rozando la media hora, los de Roberto Martínez fueron aumentando la intensidad. El primer gol no hizo más que quitarle los grilletes a once bestias con sed de sangre y fue el comienzo de la casi decena de goles.

Ahí fue cuando Hazard asumió los mandos en su vuelta y comenzó a dibujar la goleada. Por las botas del madridista pasaron la mayor parte de goles de la primera mitad. Chadli y Brolli, en propia puerta, hicieron llegar el 3-0 nada antes del 35' como prefacio de la sentencia que el destino preparó para los últimos cuatro minutos del primer acto.

Ahí fue cuando Eden asistió primero a Lukaku y después a Tielemans, que marcaron el cuarto y el sexto. Alderweireld, entre medias, anotó el quinto gracias al rebote en un defensa y dejó el partido más que sentenciado. La única duda que levantó Bélgica es si podría llegar a los diez.

Con más calma, pero la mitad de goles

La segunda parte fue diferente. Bélgica mantuvo la posesión (no bajó del 80%) y San Marino dejó sus dos únicos acercamientos, aunque Courtois no tuvo que intervenir ni una sola vez. Los semifinalistas del pasado Mundial buscaban aumentar la renta, pero sin tanta ansia.

Fue una segunda mitad para que Eden buscara un gol moral, pero el madridista, que dejó de jugar para el equipo y tiró más de individualidades tras el descanso, se topó con el guardameta visitante en un par de ocasiones. Acabó sustituido llegada la hora del partido, poco antes de que Lukaku se marchara ovacionado en el partido en el que superó la barrera de los 50 goles con la Selección, colocando su registro en 51.

Al igual que la primera mitad, este segundo acto acabó con un buen sabor de boca. Quedaba tiempo para que a falta de diez minutos, Benteke hiciera el séptimo, Verschaeren provocara un penalti y anotara el octavo y Castagne hiciera el noveno y último. El propio Benteke marró el décimo a segundos del final, pero Bélgica estuvo de diez y puede presumir de ser la primera clasificada para la Eurocopa.

Miguel Moreno

Miguel Moreno

noticias 5,818 RANK 3
lecturas 66M RANK 3
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook