noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Mbappé exprime la naranja

Pin Mbappé abrió la lata en Saint Denis. AFP
Mbappé abrió la lata en Saint Denis. AFP

Mbappé exprime la naranja

Francia se impuso en Saint Denis a Holanda a lomos de un Kylian Mbappé imperial. El joven delantero del PSG exhibió su portento físico para apabullar a la 'orange' a base de galopadas vertiginosas.

Mientras la prensa francesa clama por la ausencia de Antoine Griezmann en la pugna por el 'The Best', el atacante de 19 años continúa destrozando récords de precocidad en un espectacular segundo plano. El de Bondy, como en el Parque de los Príncipes con Neymar, está para otras cosas.

Holanda se plantó en París con Ronald Koeman en el banquillo, ávida de reivindicación ante una Selección Francesa que quería brindarle la segunda estrella cosechada en Rusia a sus aficionados, tras una celebración algo fría que generó infinidad de críticas en el país.

Apenas unos segundos tardó Mbappé en darle la bienvenida a la 'orange', aprovechando un balón en largo para exhibir su potente zancada. La jugada no acabó en gol porque Cillessen se empleó a fondo, pero Kylian dejó su intimidatoria carta de presentación.

La galopada del francés aturdió a los holandeses, que apenas si podían sacudirse la voracidad inicial de los locales. Fruto del miedo escénico, los de Koeman dieron un paso atrás, invitando a los de Deschamps a una barra libre de ocasiones que acabó en el fondo de las mallas en el minuto 13.

Un clamoro error defensivo de los visitantes regaló el balón a Matuidi, que sirvió en bandeja el tanto a Mbappé. El gol no hizo si no espolear a una Francia henchida, que si no amplió la ventaja antes del descanso fue por su exceso de confianza.

El paso por vestuarios sentó mejor a los de Koeman, que templaron los nervios y adelantaron tímidamente las líneas para dificultar, al menos, la salida desde atrás de una Selección Francesa que coleccionaba ocasiones perdidas ante la nerviosa mirada de las gradas de Saint Denis.

Mientras Mbappé seguía jugando a otra velocidad -la suya-, Holanda fue armándose de argumentos hasta acercarse a la portería de Areola con personalidad. Perdonó Wijnaldum solo frente al portero, pero no lo hizo Ryan Babel. El veterano delantero holandés igualó el encuentro con vehemencia, adelantándose a su marcador para rematar el centro medido de Tete.

Cundió el pánico en París, donde Holanda comenzó a creérselo y Francia, borracha de galopadas, se dio de bruces contra su exceso de confianza. Sin embargo, la campeona del mundo se limpió las dos estrella del pecho y abortó el conato de revindicación 'orange' pocos minutos después.

Giroud aprovechó un fuerte centro de Mendy para ganarle la posición a Van Dijk y devolver la ventaja en el electrónico en un vibrante final de partido. Exigidos por el guion, los de Koeman se lanzaron a por la gloria que acaban de saborear con un descaro inusitado hasta el momento.

Sin embargo, Deschamps se encargó de dormir el encuentro con los cambios para atar una victoria que Mbappé tejió desde el inicio, exprimiendo a una 'orange' que exhibió ilusionantes brotes verdes de regeneración.

Adrián Cortés

Adrián Cortés

noticias 1,455 RANK 17
lecturas 12M RANK 16
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook