noscript image

Mbappé pincha el globo de Solskjaer

Pin El PSG ganó en Old Trafford. AFP
El PSG ganó en Old Trafford. AFP

Mbappé pincha el globo de Solskjaer

Una fantástica segunda mitad del PSG permitió al conjunto francés poner pie y medio en los cuartos de la Champions. Los goles de Kimpembe y Mbappé dinamitaron una eliminatoria que queda casi decidida. El United de Solskjaer, que sufrió dos lesiones en la primera parte, apenas pisó el área rival. Pogba terminó expulsado.

La permanente sonrisa de Solskjaer se tornó en la seriedad del que siente en su piel una defunción, la que vivió el United en Old Trafford. El PSG pinchó el globo del noruego, le mandó a la enfermería el día que soñaba con la puerta grande. Los de Tuchel firmaron una actuación completa, acorde a lo que se espera de un equipo que aspira al título. No estuvo Neymar, tampoco Cavani. Con Mbappé fue suficiente.

Primorosa segunda mitad parisina, un ejemplo de cómo desconectar a un rival sin olvidar el arco contrario. Jugueteó durante los primeros 45 minutos con el United, le amplió su moral para cortarla por lo sano tras la reanudación. Fantástico Mbappé, que hizo lo que tenía que hacer en el momento oportuno. Gran Di María también, un torbellino que destrozó a Young una y otra vez.

Del primer acto poco se puede rememorar más que el carrusel de tarjetas amarillas y la feísima acción de Young con Di María, al que estampó contra las vallas. Por suerte, el argentino se recompuso y, ya con el cuchillo entre los dientes -fue silbado por la hinchada-, se convirtió en verdugo en la que fue su casa. Tardó en entrar en el partido el PSG, pero cuando lo hizo demostró que va muy en serio.

Verratti regresó a la Champions por la puerta grande, muy buen partido el suyo en todas las facetas. Contrarrestó Tuchel la baja de Neymar con un Alves que, lejos de ser el Alves de antaño, sigue manteniendo toque, presencia y compromiso. Arriba, con Di María, Mbappé y la subida de los laterales, el PSG tuvo bastante. En la segunda mitad, el golpe definitivo.

Se palpó rápidamente que el United salió tocado de vestuarios. En parte, por las lesiones de Martial y Lingard que reventaron el plan que tenía Solksjaer. Entraron Alexis y Mata, de los cuales nadie niega su calidad, pero las dos bajas fueron dos naipes que tiraron la baraja. Olió sangre el PSG y, a diferencia de lo del año pasado en el Bernabéu, no falló.

Avisó Mbappé en la jugada que precedió al 0-1. Botó un córner Di María, De Gea se quedó debajo del larguero y tanto Pogba como Matic fallaron en la marca. El más listo, Kimpembe, que marcó el primer gol de su carrera con el PSG. Qué día más oportuno. El tanto fue un martillazo en la sien del United, que fue empequeñecido en 15 minutos de fantasía del PSG.

Alves rozó el 0-2 antes de que en el 60', Mbappé clavara su bandera en un templo como Old Trafford. Balón a la banda izquierda, centro medido de Di María y toque sutil de Mbappé. En tres toques, muy fácil. Muy del PSG. Pudieron caer más goles de no ser por De Gea, que se rehizo de sus dudas en el 0-1 con dos buenas paradas a Mbappé y Bernat.

El United, descompuesto, tiró de raza para reaccionar y buscar al menos un gol que le metiera en la eliminatoria. No solo no llegó, es que a Buffon casi ni se le vio. Para colmo de males de los 'Red Devils', Pogba se perderá el partido de vuelta tras arriesgar más de la cuenta en una entrada a Dani Alves cuando ya tenía amarilla. Fue el triste final del partido para un United al que no le dio para competir con un PSG que sueña con el Wanda.

Fran Navajas

Fran Navajas

noticias 1,442 RANK 16
lecturas 16M RANK 14
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook