noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Mbappé y su 'PS4'

Mbappé y su 'PS4'

El PSG goleó al Mónaco de Robert Moreno (1-4) solo tres días después del 3-3 que arrancaron los monegascos del Parque de los Príncipes. Kylian Mbappé derrochó magia, fútbol y fantasía a partes iguales para comandar a los suyos en una nueva goleada en la Ligue 1.

El PSG le metió cuatro al Mónaco. Los locales no estuvieron mal e incluso pudieron adelantarse en los primeros minutos. Pero lo de Kylian Mbappé es otro rollo.

El '7' echó una buena tarde-noche de 'PS4'. La fantasía que recorre las venas de este brutal delantero rebosó en el Luois II, un estadio que bien podría llamarse Kylian I. Regates, arrancadas, goles, remates de videojuego... El atacante se asoció con Neymar para arrasar a su ex equipo y liderar la goleada visitante. Y parecía que lo hacía desde su silla de 'gamer', recostado hacia atrás y con la merienda encima de la mesa.

Si el fútbol fuese justo, se habría movido seis minutos antes del primer tanto. La fantasía de la que hablamos se hizo presente en un ataque que empezó Di María, siguió una arrancada de las de Ronaldo Nazario por parte de Mbappé y acabó con un remate de espuela de Neymar que estropeó Lecomte, eso sí, haciendo lo que debía.

Nunca había marcado en el que fuera su estadio en los dos partidos que disputó allí Kylian con el PSG. Pero a la tercera fue la vencida. A los 24 minutos, Mbappé adelantó a su equipo al definir con precisión un contragolpe llevado por Di María. Y no lo celebró.

Pudo empatar el Mónaco a continuación y pudo firmar el segundo el PSG unos segundos después. Keylor y Lacomte dejaron dos buenas paradas para dejar el 0-1 en el marcador, un tanteo que no duraría toda la primera parte.

Tras un tanto bien anulado al bueno de Kylian, Kurzawa provocó un penalti que Mbappé cedió a Neymar. El brasileño engañó al meta y dobló la ventaja justo antes del descanso.

En la segunda mitad, Mbappé pudo hacer su doblete antes, pero el cuerpo de Lecomte evitó el 0-3 en un mano a mano en el que quiso picar la bola el atacante. El Mónaco se repuso e intentó apretar. Tomó el control de los ataques, pero apenas le duró unos minutos.

En el 72', Sarabia, que había entrado un minuto antes, puso el 0-3 con un remate de primeras en el área que fue anulado en primera instancias y validado tras el chivatazo del VAR después. 

Ya en la recta final, Keylor Navas dejó la cantada de la noche para darle vida al equipo del Principado. Bakayoko se encontró un balón al que había salido el meta 'tico' y, casi sin querer, firmó el 1-3.

El tanto llegó demasiado tarde, ya en el minuto 87. Pero el refrán ya dice que nunca lo es si la dicha es buena. Y más bueno que Mbappé había poco sobre el verde del Louis II. 

Ya en el tiempo añadido, el '7' sumó su doblete en otro contragolpe para confirmar otra exhibición más, aunque esta, en un suelo especial. En la que fue su casa. Tuvo que pensar que qué mejor lugar para fantasear y 'echar un rato de Play Station' que el que fuera su estadio, donde, como guinda, dejó un remate de espaldas, de primeras y de tacón que, de haber entrado, habría puesto boca abajo al planeta fútbol.

Carlos Torregrosa

Carlos Torregrosa

noticias 3,553 RANK 14
lecturas 33M RANK 9
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook