noscript image

Messi rompió a llorar en el silencio del vestuario

Pin Messi rompió a llorar en el silencio del vestuario. EFE
Messi rompió a llorar en el silencio del vestuario. EFE

Messi rompió a llorar en el silencio del vestuario

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 162 +52k

Según informó 'The Guardian' y confirmó 'Marca', Leo Messi no pudo contener las lágrimas en el vestuario de Anfield después de la eliminación del Barcelona. El argentino era el más afectado por la derrota.

Como un alma en pena. Así desfiló Messi por los escasos metros que separaban los vestuarios de Anfield con la furgoneta que le llevó hasta el aeropuerto, donde la expedición azulgrana esperaba destrozada la llegada de su capitán. Un Messi que hizo todo lo posible por evitar el desastre, pero al que esta vez no acompañaron los astros.

Fue el mejor de su equipo durante muchos minutos, justo hasta que Wijnaldum igualó la eliminatoria con dos goles en un santiamén. Ahí se acabó el '10', que no cejó en su empeño de intentarlo, estrellándose una y otra vez contra la muralla 'red'. Esa desesperación le llevó a llorar en el vestuario cuando todo había acabado.

El 'crack' de Rosario, resalta 'The Guardian', era el más afectado por lo ocurrido. Decepción, enfado, culpabilidad, tristeza. Cualquier sinónimo que se encuentre casa perfectamente con lo que sintió un Messi que, con todo el vestuario en silencio, rompió a llorar como un niño. Una temporada más, una remontada en contra más. Un pesar que no cesa.

No se paró a hablar ante los medios de comunicación, esa patata caliente fue para Luis Suárez y Sergio Busquets, dos de los mayores señalados. Significativas fueron las palabras del centrocampista por lo emocional, casi no podía articular palabra a pie de campo. Estuvo al borde de unas lágrimas que sí brotaron de puertas para adentro.

Para colmo, Messi mantuvo un encontronazo con un grupo de seguidores que le increparon una vez llegó al aeropuerto. El '10' se encaró momentáneamente con ellos, mientras otros aficionados le aplaudieron a la par que Pepe Costa, su mano derecha, le apartó del conflicto. Fue lo último que Messi hizo en Liverpool, una ciudad que terminó por engullirle.

BeSoccer

BeSoccer

noticias 280K RANK 1
lecturas 703M RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook