noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Ni Ibra puede con el oportunismo de la Roma

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 1,553

Pin Ibra hizo dos, y regaló el empate a tres a la Roma. AFP
Ibra hizo dos, y regaló el empate a tres a la Roma. AFP

Ni Ibra puede con el oportunismo de la Roma

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 0 1,553

Empate a tres goles entre Milan y Roma, en un encuentro vibrante, apasionante, de los que te dejan pegado los 90 minutos al televisor. Fue el Milan quien llevó la iniciativa en el marcador, pero la Roma se resistió por todos los medios a su alcance para claudicar en San Siro.

El Milan volvió a demostrar contra la Roma por qué este año aparece como realista alternativa a la Juventus de cara al título, pero también evidenció una preocupante fragilidad defensiva, la cual la Roma supo aprovechar para rescatar un punto.

Podría haber ganado fácil, incluso haber goleado a la Roma, pero el Milan no solo juega contra su rival, también lo hace contra sí mismo. Solo así se entiende que lograse estar por tres veces por delante en el marcador y acabase concediendo un empate.

Pronto se le puso de cara al Milan, gracias al madrugador tanto de Zlatan Ibrahimovic, cuando apenas habían pasado un par de minutos de juego.

Y entonces la Roma, por medio de Dzeko, empató por primera vez el partido. Lorenzo Pellegrini dio el balón al bosnio, y este hizo el 1-1 a los 14 minutos de juego.

No se movería más el marcador hasta el inicio del segundo tiempo, y no porque el Milan no lo intentase. Hubo que esperar, pues, a que Saelemakers, a los dos minutos de la reanudación, volviese a poner por delante al Milan.

El empate 'giallorosso' volvería a llegar poco después, cuando el colegiado dio vía libre a los penaltis. El primero, el más polémico de ambos, lo pitó el colegiado por una supuesta falta de Benancer sobre Pedro.

Y decimos 'supuesta' con razón, porque el pisotón fue del extremo español al mediocentro del Milan. Inexplicablemente, nadie desde el VAR corrigió al colegiado, aunque la repetición no dejaba lugar a dudas.

Diez minutos más tarde, con un Ibra amonestado en una acción que fue mano del rival, otro penalti, este de Mancini a Çalhanoglu. Un penalti que apunta a que se señaló por la ley no escrita de la compensación. Un penalti que el propio Zlatan convirtió para poner otra vez por delante al Milan.

Pero Ibra, protagonista por su doblete, acabaría el partido regalando el tercer empate de la noche a la Roma, cuando en un córner optó por ir a despejar con una de sus patadas de kárate, y en lugar de mandar el balón a la grada lo prolongó al segundo palo, donde entraba como una bala Kumbulla para hacer el 3-3.

Aún tuvo oportunidades el Milan para ganar el partido, pese a que apenas quedaba tiempo, pero de nuevo la falta de acierto en los metros finales, en el último pase, privó a los 'rossoneri' del pleno de victorias. Aún así, el liderato con 13 de 15 puntos posibles no está nada mal.

BeSoccer

BeSoccer

noticias 406K RANK 1
lecturas 1,010M RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook