noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

No osarás retar a Messi

Pin Otro partidazo de Messi, suficiente para el líder. EFE
Otro partidazo de Messi, suficiente para el líder. EFE

No osarás retar a Messi

Sergio Álvarez por Sergio Álvarez @gegi01 - 20 +17k

Exhibición del argentino en un partido con poco juego y decidido por la incomparable calidad del genio azulgrana. 'Hat trick' de Leo, con dos goles de falta y uno de penalti, para responder al 1-1 de falta directa de Olaza.

Cuando tienes a Messi en tu equipo, a veces no te hace falta ni que el argentino entre en juego para ganar un partido con solvencia. Contra el Celta, el Barcelona siguió sin poner fin a sus dudas recientes, pero al menos ganó con relativa comodidad. Toda la que da tener a un genio como Leo al servicio del equipo.

El rosarino ya ha batido todos los récords imaginables. Por eso, compite contra él mismo en cada partido. Y lo peor que puedes hacer si eres su rival es retarle.

Después de 30 minutos de absoluto tedio, faltos de ocasiones y llenos de un juego plano y previsible, un penalti de Aidoo -otra vez a vueltas con las manos dentro del área- sirvió a Messi para poner en ventaja a los azulgranas. ¿Que decían que no era el mejor tirando penaltis? Pues aquí está Leo para lanzarlos cada vez con más maestría.

Omnipotente Leo

El argentino monopolizó todo lo importante del choque. Marcó el penalti, hizo la falta del 1-1... y respondió al golazo de Olaza con dos lanzamientos francos marca de la casa. Es difícil tirar dos faltas tan parecidas y tan imposibles de parar para el meta rival en una misma temporada. Qué decir entonces de hacerlo en el mismo partido.

Enrabietado por considerar que la infracción que dio lugar al empate era inexistente -Leo vio incluso la amarilla por la falta-, aprovechó un agarrón de Fran Beltrán a Arthur para tomarse la justicia por su mano. Mimó el balón y mejoró aún más, cuando parecía impoosible, el golpeo previo del zaguero del Celta.

Con el 2-1 y el Barça de nuevo en 'modo control' se llegó al descanso. Las circunstancias habían llevado a Valverde a recomponer su arriesgada apuesta -Semedo salió lesionado y entró Busquets- y en vestuarios terminó de deshacer lo imaginado en un principio: se quedó en la caseta un desenchufado Ansu Fati y entró Dembélé.

El francés aterrizó en el choque con pólvora en las piernas y estuvo cerca de hacer el 3-1 en la primera acción de la segunda parte. Su chut tras doble quiebro en el área salió a un palmo de la escuadra de Rubén Blanco.

Leo Messi celebra uno de sus tantos al Celta

Pero la noche estaba reservada para Leo, que calcaría poco después el 2-1 en una nueva falta directa imposible para Rubén Blanco. El mejor ejemplo de que no debes tratar de picar a Messi en algo en lo que es el mejor. Y claro, el '10' lo es en tantas cosas...

Messi siguió acaparando todas las acciones importantes del choque. Como cuando le dio una asistencia espectacular a Griezmann, de nuevo negado en un partido que compartió con el argentino, o como cuando no llegó por poco a dos servicios de Dembélé. El primero no fue gol, el segundo terminaría en el 4-1 después de la volea impecable de Busquets.

No fue esta vez decisivo con sus pases o acciones en juego, pero Leo volvió a dar una lección de liderazgo en un Barça que goleó al Celta sin despeinarse. Volvió el equipo azulgrana de los partidos de casa en el mejor momento. No hizo falta un juego coral, bastó con otro partido celestial del mejor del mundo en uno terrenal de un Barcelona cada vez más dependiente de su estrella.

Sergio Álvarez

Sergio Álvarez

noticias 4,309 RANK 8
lecturas 68M RANK 2
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook