noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Osasuna se abona a sufrir y remontar

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 1 1,890

Pin Chimy Ávila salió al rescate de Osasuna. EFE
Chimy Ávila salió al rescate de Osasuna. EFE

Osasuna se abona a sufrir y remontar

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 1 1,890

Osasuna pasó del infierno al cielo por segunda ronda consecutiva. Se marchó 2-0 al descanso en el Nuevo Colombino, estaba en la lona, pero Arrasate tiró de la artillería pesada en la segunda mitad. Tras forzar la prórroga, un buen tanto de Iñigo Pérez evitó la tanda de penaltis en el minuto 111.

El Recre fue protagonista de una de las últimas Copas del Rey más sonadas, cuando disputó la final contra el Mallorca. Ha llovido mucho de aquello, pero igual alguno en el Nuevo Colombino se acordó de ello durante el choque contra Osasuna. Eso sí, luego acabaron despertando abruptamente del sueño. 

Especialmente hubo licencia para el anhelo en los primeros 45 minutos, cuando los onubenses borraron del mapa a un Osasuna que se abonó a la 'torrija' de otros clubes de Primera o Segunda que ya no están vivos en el torneo. 

Morcillo, aprovechando un desconcierto en un saque de esquina, firmó el 1-0 al cuarto de hora. La euforia del estadio lo fue mucho más cuando entre Juan Pérez y Roncaglia montaron un número circense que acabó en autogol

Había ocurrido segundos antes del descanso, así que el torpedo en la línea de flotación sonaba a algo casi definitivo. 

Arrasate dijo basta a los 65 minutos, cuando hizo un triple cambio en busca de pólvora. Zabarte, Rober Ibáñez y Juan Villar se sentaron; Nacho Vidal, Chimy Ávila y Brasanac entraron con cartuchos de dinamita en la boca. 

Los cambios trazaron nuevos senderos para Osasuna, que se arremangó en la segunda mitad y se tiró al fango sin miedo porque ya lo tenía todo perdido. Salvo algún ataque aislado, la falta de gasolina fue jugándole una mala pasada a los locales. 

El 2-1 de Brasanac lo comprimió todo mucho más. Estupiñán centró y el recién ingresado ajustó el marcador. Antes y después de eso, el Chimy Ávila fue un diablo de Tasmania en el área recreativista. 

Cómo no, fue él, en su enésima ocasión, quie llevó el 2-2 al marcador. Con la defensa del Recre pidiendo falta previa del goleador en el salto (pareció bastante clara, pero Gil Manzano no lo estimó así), se giró y apagó el sueño local. 

En la prórroga, la efervescencia se perdió, y el miedo a la derrota de última hora firmó tácitamente las tablas. Sin apenas ocasiones, llegó el minuto 110, que fue una película inesperada. Chuli se quedó solo ante el meta de Osasuna, pero no pudo definir por bajo ante el portero. 

Tan solo un minuto después, los navarros forzaron un córner en el que llegó el premio extra merced a Iñigo Pérez. En la segunda jugada, con un tiro en parábola suave, puso el 2-3 casi por la escuadra. 

Osasuna apagó de esa manera el segundo amago de incendio que la Copa le había planteado tras lo ocurrido en Haro. Otra remontada, esta con tiempo extra incluido le permitió colarse en los octavos de final.

BeSoccer

BeSoccer

noticias 362K RANK 1
lecturas 894M RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook