noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Radiografía de Leo Messi en sus 16 años como profesional

Pin Messi, 16 temporadas al pie del cañón. EFE/AFP/Agencias
Messi, 16 temporadas al pie del cañón. EFE/AFP/Agencias

Radiografía de Leo Messi en sus 16 años como profesional

Sergio Álvarez por Sergio Álvarez @gegi01 - 91 +13k

El astro de Rosario cumple 32 primaveras este 24 de junio de 2019 y en BeSoccer repasamos todos sus números año a año hasta los 842 partidos disputados entre Barça B, Barcelona y Selección Argentina en competición oficial.

2004: UN TÍMIDO DEBUT

2004 fue un año que Leo Messi nunca olvidará. Disputó su primer partido oficial con el Fútbol Club Barcelona y comenzó a dejar destellos de lo que sería su enorme clase. Apenas pudo disputar un puñado de partidos entre el primer y el segundo equipo y no dejó ver ese gran apetito goleador que mostraría en años venideros. En total, durante 2004, jugó 24 partidos, anotó cinco tantos y vio tres tarjetas amarillas.

2005: MESSI EMPIEZA A CONSOLIDARSE

A Messi ya se le conocía del año anterior, pero en 2005 fue su presentación al mundo en sociedad. Lo bordó en el Trofeo Joan Gamper y empezó a hacerse un hueco en el once del Barcelona, desplazando a Ludovic Giuly. A pesar de que aún compaginó el primer y el segundo equipo, no lo haría por mucho tiempo, pues pronto se vería que iba a ser uno de los mejores jugadores de la historia. En este 2005 también tuvo su debut con la Selección Argentina, aunque no fue muy afortunado y acabó expulsado. Cerró el año 2005 con 33 partidos disputados, diez goles y tres asistencias y vio cuatro tarjetas amarillas y una roja.

2006: DE ESPAÑA AL MUNDO

Las exhibiciones de Leo Messi comenzaron a ser habituales no sólo en el fútbol español, sino también en el europeo. Nadie olvida su partidazo en Stamford Bridge de 2006, con 18 años, en el que volvió locos a Robben, Del Horno y hasta Mourinho. Una lesión le impidió disputar su primera final de Champions, aunque sí ayudó al Barça en el resto del camino. Concluyó 2006 con 33 partidos, ya instalado por completo en el primer equipo del Barça, y anotó 12 tantos, dando cuatro asistencias y recibiendo únicamente dos amonestaciones.

2007: DE PROMESA A ESTRELLA

Aún con 19 años, el 2007 de Messi empezó a aventurar que estábamos ante uno de los mejores jugadores de la historia del deporte. Todos esperaban a Ronaldinho o Eto'o, pero él fue la gran estrella del 'Clásico' del Camp Nou, con un 'hat trick' inolvidable. 2007 también fue el año de su gol 'maradoniano' al Getafe, aunque la Liga se escapó y el Barça comenzó un preocupante declive. Finalizó el año con 55 partidos disputados, en los que anotó 31 tantos, dio nueve asistencias y vio cinco amarillas.

2008: PEP CAMBIA SU JUEGO

Ausente durante casi todo el año Ronaldinho, 2008 fue el año en el que dejó de ser una estrella en el ataque del Barcelona para ser el auténtico líder de una generación dorada. En el primer semestre, pese a los malos resultados del equipo, fue de lo poco que se salvó. En el segundo, ya con Pep Guardiola a los mandos del Barcelona, comenzó a mostrar detalles de futbolista superlativo, que iban más allá de los goles o las asistencias. En 2008, hizo 24 goles y dio 16 pases de gol en 53 partidos, viendo siete amonestaciones. Además, ganó su único título con Argentina, la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín.

2009: UN AÑO, SEIS TÍTULOS

Ya tenía la Champions de 2006 en el palmarés, pero no pudo jugar la final. En 2009, en Roma, comenzó a forjar su leyenda de jugador ganador de títulos. Un tanto suyo de cabeza puso el broche a la victoria del Barça ante el Manchester United de Cristiano Ronaldo y no fue lo único logrado en esa campaña, pues el Barcelona acabó conquistando los seis títulos en juego, algo no conseguido por ningún otro equipo en la historia. En 2009, Messi disputó 64 partidos oficiales, hizo 41 goles y dio 12 asistencias, viendo sólo cinco tarjetas amarillas. Y nadie olvida el icónico 2-6 del Bernabéu... ni su primer Balón de Oro.

2010: LIGA Y COMIENZO DE ALGO GRANDE

Argentina naufragó en el Mundial de Sudáfrica, pero Messi siguió a lo suyo con el Barcelona. Aunque en 2010 sólo ganó la Liga, sus números pasaron a otra galaxia. En el año 2010, disputó 64 encuentros oficiales, firmando 59 tantos y dando 20 asistencias. Consiguió su primera Bota de Oro y, de nuevo, volvió a mostrar su juego limpio, únicamente viendo cinco amonestaciones en toda la campaña.

2011: EL CÚLMEN DEL 'PEP TEAM'

En 2011, el Barcelona de Pep Guardiola disputó los que el técnico considera sus mejores partidos de siempre. Con el Mundial de Clubes ante el Santos de Neymar como obra maestra, el equipo siguió alcanzando la gloria. Un nuevo doblete Liga-Champions y exhibiciones como las del 0-2 de las semifinales en el Bernabéu coronaron la campaña de Leo. Echó el cierre a 2011 con 71 partidos disputados, su cifra más alta, y 59 goles anotados y 35 asistencias. Sólo vio seis amonestaciones.

2012: OTRO RÉCORD AL ZURRÓN

En 2012, Leo Messi batió un récord de otros tiempos. El argentino concluyó el año natural con la friolera de 91 goles, superando las cifras de Gerd Müller, una de las leyendas del deporte y uno de los mejores goleadores de la historia. Aunque el Barcelona sólo ganó la Copa del Rey, Messi se convirtió en un goleador voraz y comenzó a capitalizar el juego del equipo azulgrana. Además de los 91 tantos firmó 21 asistencias y vio siete amonestaciones en 69 partidos.

2013: UN AÑO COMPLICADO

Tras seis años en los que a Messi le respetaron las lesiones, 2013 fue un año difícil. Con Tito Vilanova, el Barcelona ganó la Liga de calle, pero en Europa empezó a sufrir y la llegada del 'Tata' no mejoró mucho las cosas, con Messi también más pendiente que otra cosa del Mundial de Brasil. Acabó 2013 con 'sólo' 47 partidos disputados, en los que hizo 45 tantos y dio 16 pases de gol. Sólo fue amonestado una vez. Antes, ese mismo año recibió su cuarto Balón de Oro.

2014: SIN MUNDIAL, PERO MOTIVADO

A pesar de que el final de la campaña 2013-14 fue horrible para el Barcelona, con la Copa y la Liga perdidas en el último partido, en Brasil estuvo a punto de vivir el sueño de ser campeón del mundo. Llevó a Argentina a la final, pero cayó con la Alemania de Götze en la prórroga. Por lo demás, comenzó un año en el que acabaría firmando un nuevo triplete. Sus números en 2014 fueron de 66 partidos, 58 goles y 22 asistencias, de nuevo viendo sólo cinco amarillas.

2015: OTRO TRIPLETE

Con Luis Enrique como técnico y Luis Suárez y Neymar como compañeros de fechorías, Messi conquistaría un nuevo triplete. Ya no era el goleador voraz de 2012, pero comenzaba a mostrar un control total del juego de ataque del Barcelona. Sus actuaciones en las tres competiciones fueron memorables y Messi acabó 2015 con 61 partidos, 52 goles y 27 asistencias. Vio seis amarillas. Con Argentina, se llevó su segundo gran palo tras perder la final de la Copa América con Chile.

2016: DOBLETE SIN CHAMPIONS

El Barça siguió ganando títulos a velocidad de crucero durante 2016. Reeditó el doblete liguero, pero cayó en Champions League ante el Atlético de Madrid en los cuartos de final. Como en los últimos años, los números de Messi se mantuvieron a una altura inalcanzable para el resto de mortales. Como curiosidad, en 2016 dio más asistencias que nunca en toda su carrera, con 33. Hizo 59 goles y fue amonestado ocho veces en 62 partidos. Como en la Champions, la Copa América mostró su peor versión, con otra final perdida ante Chile y una amenaza de retirada con la Selección que se clavó como un puñal en el corazón de todos los argentinos.

2017: FIN A UN CICLO

En 2017, el Barcelona apenas pudo ganar la Copa del Rey. El ciclo de Luis Enrique, Neymar, Messi y Luis Suárez se acababa y el equipo azulgrana tenía que buscar nuevas motivaciones. Messi cerró el año con 64 partidos, en los que hizo 54 goles y dio 17 asistencias. Además, los nervios le hicieron vivir la campaña con más amonestaciones de su carrera, con nueve. Con Argentina, tuvo que volver al rescate de su país en un partido a vida o muerte en Ecuador en el que hizo tres tantos y clasificó a la 'Albiceleste' para el Mundial. Y dejó una doble exhibición para el recuerdo en uno de sus campos favoritos, el Santiago Bernabéu.

2018: TÍTULOS Y OTRO FIASCO MUNDIAL

La llegada de Ernesto Valverde recuperó la motivación del mejor Messi. Los azulgranas ganaron de nuevo Liga y Copa y Messi pudo sus expectativas en el Mundial de Rusia. Sin embargo, como en la Champions ante la Roma, Argentina bordó el ridículo en la Copa del Mundo y no pasó de los octavos de final. Leo concluyó el año natural con 54 partidos, 51 goles y 26 asistencias. Vio seis amonestaciones.

2019: DE MÁS A MENOS

El Barcelona comenzó aspirando a todo en este 2019, pero se quedó con la Liga... y gracias. Los azulgranas se quedaron fuera de la final de la Champions cuando lo tenían en la mano y, además, perdieron la final de Copa. Ahora, Messi intenta ganar un título con Argentina por enésima vez en la Copa América. De momento, lleva 34 partidos jugados, con 34 goles y ocho asistencias. ha visto dos amonestaciones.

Sergio Álvarez

Sergio Álvarez

noticias 4,160 RANK 8
lecturas 66M RANK 2
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook