noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Suárez se viste de Messi en Los Cármenes

Pin Suárez lo bordó en Granada. EFE
Suárez lo bordó en Granada. EFE

Suárez se viste de Messi en Los Cármenes

Sergio Álvarez por Sergio Álvarez @gegi01 - 19 +15k

El uruguayo le resuelve la papeleta al Barcelona con un partido casi perfecto. Hay Liga.

El Barcelona comenzó la trilogía liguera de esta semana con un triunfo ante un Granada que parecía sentenciado, pero que se metió en el partido con el gol de Boga y tuvo opciones hasta los últimos instantes.

A falta de Messi, fue Luis Suárez el que se echó el equipo a la espalda. No es que Neymar estuviera flojo, más bien al contrario, pero sí que fue el charrúa el que salvó la papeleta a un Barcelona por momentos demasiado dubitativo y fallón.

La lesión de Rafinha cambió los planes de Luis Enrique, que había apostado por André Gomes como tercer atacante, estando el hispanobrasileño esta vez en el centro del campo, aportando músculo y trabajo fijo. El asturiano no se lo pensó dos veces. Metió a Alcácer en ataque y retrasó al portugués, que se sintió mucho más cómodo desde entonces. El Barça funcionaba, pero su puntería no, fundamentalmente porque Ochoa se las sacó de todos los colores a Luis Suárez en el primer acto.

Con la primera mitad dando los últimos coletazos, el uruguayo recibió un balón a la espalda de la defensa de Jordi Alba y se inventó una preciosa vaselina para hacer el 0-1. El ex del Liverpool había avisado previamente con otro golpeo picado desde la frontal que se estrelló en el larguero, pero a la segunda no falló.

El Barcelona parecía tenerlo todo rodado, pero el Granada empató casi nada más empezar la segunda mitad. Boga se quedó solo y esta vez no hubo milagro de Ter Stegen. Remate colocado que tocó en el palo y se coló en la portería azulgrana.

Siempre Suárez.

Los 'culés' tuvieron que volver a ponerse el mono de trabajo y ahí Suárez se mueve como nadie. El delantero se inventó un pase a la espalda de la defensa y Alcácer, que cuajó un gran partido, no perdonó ante Ochoa.

De ahí al final, el Barcelona perdonó y trató de tener el esférico con la entrada de Iniesta, pero la sentencia no llegó hasta el final, cuando el Granada se quedó con diez hombres por la absurda expulsión de Uche.

El nigeriano primero protestó y desplazó el balón y, en cuestión de un puñado de minutos, se ganó la segunda tarjeta por agarrar a Alba. Sin discusión.

En ventaja numérica y anímica, Rakitic, con la colaboración de Saunier, y Neymar, a puerta vacía tras pase de Alcácer, redondearon una goleada que pudo ser incluso mayor si el brasileño hubiera aprovechado la última del partido.

Goleada contundente que permite a los de Luis Enrique centrarse ya en su segundo partido de la semana, ante el Sevilla en el Camp Nou. El Granada tendrá su verdadera 'final' ante el Deportivo.

Sergio Álvarez

Sergio Álvarez

noticias 4,307 RANK 8
lecturas 68M RANK 2
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook