noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Un tigre dientes de sable convertido a lindo gatito

Jero Javelin por Jero Javelin @rfutbol - 0 3,489

Pin Un tigre dientes de sable convertido a lindo gatito. EFE
Un tigre dientes de sable convertido a lindo gatito. EFE

Un tigre dientes de sable convertido a lindo gatito

Jero Javelin por Jero Javelin @rfutbol - 0 3,489

El América le dio la vuelta a la eliminatoria en la primera parte ante un Tigres confiado que trató de reaccionar con el paso de los minutos pero se quedó sin fuelle. Exceso de confianza del conjunto universitario desde el primer minuto que pagó con creces.

Idas y venidas. Subidas y bajadas. De estar en lo más bajo a tener la esperanza por las nubes y viceversa. Todo en 90 minutos de fútbol en el Estadio Universitario.

Tigres tenía la ventaja, pero no la supo apreciar ni conservar. Porque un 1-2 no es distancia suficiente para dejarle al América controlar el ritmo del partido y encerrarse en campo propio.

Gran exceso de confianza el del conjunto de Nuevo León que al final de la primera mitad ya se fue con la cabeza gacha y perdiendo por 0-3 en su propia casa.

Un planteamiento pobre y una ejecución aún peor. En el otro lado del campo fue todo lo contrario. También mucha confianza, pero de la buena, de la que hace creer.

Con todo el ambiente del Universitario en contra, el América se volcó en ataque desde el primer momento. Solo un pequeño susto en la primera acción del partido fue de lo que dispuso Tigres.

En cuanto las 'Águilas' aletearon sus alas no hubo forma de parar el vendaval. Primero Viñas, luego Guido Rodríguez y por último Gio Dos Santos. En 25 minutos los comillos del tigre quedaron limados.

Pero no se iban a rendir con facilidad. Aunque a un tigre se le quiten los dientes aún sigue contando con zarpas fuertes y preparadas para pelear.

Poco a poco fue sacando las uñas afiladas y se las volvió a clavar a su presa. Las 'águilas' volaron demasiado cerca de suelo y cerca estuvieron de perder las alas.

Un zarpazo de Aquino y otro de Gignac. La esperanza resurgía en los ojos de Tigres. Durante diez minutos acosaron la portería rival y con una garra sobre cada ala impedían que alzase de nuevo el vuelo.

Pero no lo necesitó el América, pues aún tenía un arma más escondida. Roger Martínez lanzó un picotazo sobre el ojo del 'tigre' y provocó un penalti. Aguilera fue quien transformó la pena máxima y terminó por cegar al cuadro universitario en el otro globo ocular.

Sin colmillos y sin visión, Tigres trató de dar un empujón más, pero cayó moribundo aún con el tiempo extra por jugarse y necesitando dos goles. El 'águila' volvió a su nido triunfante tras la frenética batalla y ya prepara la semifinal ante Morelia.

Jero Javelin

Jero Javelin

noticias 356 RANK 29
lecturas 1M RANK 29
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook