noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo App Huawei

"Jamás he vuelto a dormir boca abajo, las noches las pasas con angustia"

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 8 +32k

Pin Casillas habló sobre el infarto. Captura/MovistarPlus
Casillas habló sobre el infarto. Captura/MovistarPlus

"Jamás he vuelto a dormir boca abajo, las noches las pasas con angustia"

BeSoccer por BeSoccer @besoccer_es - 8 +32k

Iker Casillas fue el gran protagonista este viernes al estrenarse su serie documental 'Colgar las Alas' en la que detalla su vida como futbolista. Salieron dos capítulos a la luz, uno sobre el infarto y otro sobre sus inicios en el Real Madrid.

A sus 39 años, Casillas es uno de los símbolos del fútbol español. El de Móstoles, que sufrió hace año y medio un infarto de miocardio mientras entrenaba con el Oporto, decidió colgar las botas el pasado 4 de agosto.

El ex portero se despidió en una extensa carta y dejó atrás grandes noches de gloria con España, Real Madrid y Oporto. Este viernes, el que fuera portero 'merengue' acaparó todas las miradas al estrenarse una serie documental de su vida.

'Movistar Plus' se encargó de publicar los dos primeros capítulos de 'Colgar las Alas' (tiene seis en total), centrados en el infarto y en sus inicios en el conjunto blanco. En relación al primero, Iker recordó lo que vivió aquel fatídico 1 de mayo de 2019.

"Ese día hice lo que hacía todos los días. Salimos a entrenar y tenemos la costumbre de dar dos vueltas al campo. Tengo la sensación durante medio segundo como que te sabe diferente cuando intento coger aire. Me noto que me falta el aire. En mi cabeza pienso que es alergia. Luego empiezo a tener otra sensación, que se me oprime el pecho y noto que no puedo respirar. Me tumbo en el suelo y digo que no puedo. Es como estar en una piscina de dos metros, estás en el fondo, quieres salir y no puedes", empezó diciendo el de Móstoles.

"Era una angustia. Cada vez me faltaba más el aire. Cuando íbamos camino del hospital siempre pensé que era algo de la alergia, no pensé que iba a derivar en un infarto. Pregunté a la doctora si me iban a abrir el pecho. Noté el catéter hasta mi pecho y notas como una hormiguita. Hay un momento difícil cuando me metieron el líquido de contraste y le decía al doctor que no aguantaba, que me estaba quemando, pero el doctor me tranquilizó y me dijo que tenía que aguantar 30 segundos", añadió.

Sara Carbonero, su mujer, recordó también ese momento: "Me dijo Ana (una amiga). Sara, tranquila, a Iker le ha dado un infarto. Cogí el teléfono y lo llamé, no sé por qué lo hice porque era muy probable que no me respondiera. Ni el médico, ni Sandro, y era raro porque Sandro siempre responde. Cuando iba a subir al avión me llamó Iker, con la voz débil, pero me tranquilizó".

El miedo se apoderó de Casillas

El ex portero admitió que tuvo temor a no seguir vivo: "Si me pasa el día anterior me pasa en mi casa, si aguantas, no tomas una decisión. Seguramente me habría quedado en el sitio. Jamás he vuelto a dormir boca abajo. Las noches las pasas con angustia y hasta un estornudo es un drama. El doctor me decía, Iker, no te vas a morir. Y hubo un día que ya de la angustia que tenía, dije: 'mira, me voy a dormir, y si no me despierto pues no me despierto, pero voy a intentar descansar".

En relación a la recuperación, Casillas habló así de lo difícil que lo pasó. "Salí a pasear una semana después por recomendación del médico y me dijo que sólo diez minutos. Yo le dije que no tenía para empezar con eso. Pero me cansé mucho y llegué desanimado a casa porque te ves débil, flojo. Te ves desprotegido. Me acuerdo que fui a Madrid con el doctor Serratosa y en una sesión de recuperación, cuando me tocó hacer un ejercicio simple de fuerza, lo pasé fatal. Tenía una sensación de resentimiento por dentro descomunal", afirmó.

La oportunidad de Toshack

En relación al segundo capítulo, Iker rememoró sus inicios en el Madrid. Tenía 18 años cuando le llegó la oportunidad de debutar con el primer equipo en San Mamés. "Estábamos los dos solos en el autobús (con Toshack), se me acerca a mí, me pregunta por cómo estoy y me dice que mañana voy a jugar en San Mamés. 18 años en esa portería lo hace poca gente. ¿Qué hago yo jugando contra esta gente? Yo lo viví como si estuviera en un sueño".

Y a raíz de su estreno, el de Móstoles afirmó abiertamente que temió perder lo que tanto había peleado. "Me sentí jodido porque después de San Mamés, que bueno estuve bien sí, pero nadie se iba a acordar por un partido. Luego vinieron tres goles encajados contra el Olympiacos, el gol de Djalminha desde 30 metros... Pensé que se me iba a escapar la oportunidad que estaba viviendo. Me lo tomé como un aviso", espetó.

Y ya por último, y no menos importante, Casillas recordó las palabras de su profesora en sus inicios en La Fábrica: "De esto no se vive". Menos mal que se equivocó. La historia de Iker ya la conocen. Títulos y más títulos a todos los niveles.

BeSoccer

BeSoccer

noticias 415K RANK 1
lecturas 1,035M RANK 1
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook