noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo App Huawei

Valió la pena la espera

Juan Ribón por Juan Ribón @ribju - 0 2,289

Pin Djuka hizo los dos goles del Sporting. LaLiga
Djuka hizo los dos goles del Sporting. LaLiga

Valió la pena la espera

Juan Ribón por Juan Ribón @ribju - 0 2,289

Se hizo rogar el Sporting-Fuenlabrada. Aplazado dos veces, finalmente se jugó a última hora del lunes, y el resultado no ha podido ser mejor para el espectáculo. Partidazo vivo de principio a fin, con goles, emoción y mucho suspense. Los tres puntos se quedaron, por cierto, en El Molinón.

Esto es la Segunda División, un campeonato en el que no hay rivales pequeños, en los que cualquiera puede dar la campanada, o amargarte el partido. Y en los que todo encuentro es vibrante.

Fue un partido precioso para el espectador neutral, con ocasiones en una meta y en la contraria, casi sucesivas. Tuvo goles (tres), intervenciones del VAR y suspense hasta el final.

Empezó mejor el Fuenlabrada. Los chicos de Sandoval entraron al partido más metidos en él, y los primeros minutos fueron de dominio visitante.

En consecuencia, las ocasiones fueron suyas, incluyendo un tiro al palo cuando apenas habían pasado seis minutos de juego, al cual siguió un gol anulado a Kanté, el primero de la noche para él.

Aquello hizo despertar al Sporting, y las fuerzas se igualaron. Pero estaba claro que los de David Gallego iban a dejar jugar a su rival, pues su apuesta por el fútbol directo quedó patente desde bien pronto.

Hizo mucho daño al Fuenlabrada con balones largos a la espada de los defensas, trémulos y dubitativos durante todo el partido, y con apenas un par de toques al balón los asturianos se plantaban en las inmediaciones del área de Belman.

Así llegó el gol de Djuka, el primero de su cuenta este lunes, con el primer tiro entre los tres palos de los locales. Javi Fuego buscó la carrera de Cumic, y este se la dio a su compatriota para que, en semifallo, rematase de mala manera a placer el 1-0.

El tanto dejó algo más tocada anímicamente a la zaga visitante, y Sandoval no fue capaz de corregirlo al descanso, durante el cual metió un par de cambios, aprovechando la norma de los cinco.

Y decimos que no se corrigió con razón, porque en el 53' la falta de contundencia permitió que un despeje del Sporting le cayera a Djuka, ante las dudas de los centrales. Y este, sin oposición de nuevo, fusiló a un Belman que tuvo razones de sobra para enfadarse en Gijón.

Ese gol parecía que mataba el partido, pero no fue así. Porque inmediatamente después el portero del Sporting, Christian Sánchez, derribó a Kanté en el área y cometió un claro penalti que el colegiado no dudó en señalar.

El guardameta cubano del Sporting estuvo todo el partido dando una de cal y otra de arena. Tan pronto salía a la perfección a la frontal para tapar los huecos a Kanté como llegaba tarde y se le llevaba por delante. O fallaba un despeje de puños para después evitar un claro gol.

O le paraba el penalti a Mula, pero dejó el balón muerto para que el lanzador lo remachase sin problema. Aunque cierto es que ahí tuvo poca culpa. Demasiado hizo con detener el primer tiro.

Ahí el partido entró en otra dinámica, ascendente del Fuenlabrada, y más aún a la contra del Sporting. Empezaron a merodear el empate los madrileños, pero al mismo tiempo jugaban en la cuerda floja. Los rojiblancos podían sentenciar en cualquier momento.

Y no lo hicieron ya que Djuka estaba ya desfondado, pues de haber estado algo más fresco bien podría haber dado un serio disgusto a Sandoval.

Empató el Fuenla, pero lo hizo de forma antirreglamentaria. Porque en el 83' Kanté, que estuvo en todas, se metió en medio del tiro de Mula y marcó de rebote el tanto del empate, pero el colegiado, tras consultar el VAR, determinó que, efectivamente, golpeó el balón con el brazo al cubrirse del inminente pelotazo en el rostro.

El partido llegó al añadido, y en el último suspiro de este, la traca final. Una falta lejana, escorada, pero que Mula decidió chutar a puerta. Porque Christian llevaba con dudas todo el partido, y había que probar suerte.

Su tiro, seco y duro, botó justo delante del guardameta caribeño, quien no pudo atraparlo, y se lo dejó franco a Sotillos para que anotase el empate. Fueron tres a por el rechace, pero él llegó antes... y la mandó a la grada.

Se esfumó ahí la posibilidad de sacar algo en claro de El Molinón para el Fuenlabrada, que vuelve a perder tras dos partidos puntuando, y cae a la decimotercera posición.

El Real Sporting suma su décima victoria del curso y se afianza en la zona de 'play off', con 36 puntos, eso sí, a seis del ascenso directo, pero cinco ya sobre la zona muerta, la tierra de nadie que los de David Gallego buscan evitar a toda costa.

Juan Ribón

Juan Ribón

noticias 4,683 RANK 5
lecturas 27M RANK 10
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook