noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Volland deja a Tuchel en la UCI

Pin Volland deja a Tuchel en la UCI. AFP
Volland deja a Tuchel en la UCI. AFP

Volland deja a Tuchel en la UCI

Felipe Romero por Felipe Romero @besoccer_es - 0 5,472

El Mónaco logró una tremenda remontada frente al PSG y se llevó los tres puntos gracias al gran partido de Kevin Volland y Cesc Fàbregas. La derrota por 3-2 deja a Tuchel en el disparadero.

Todo pintaba a una fiesta total para Kylian Mbappé y el PSG. El astro galo comandó a su equipo en una gran primera parte y los puntos parecían poner rumbo a París tras los primeros 45 minutos, pero el equipo de la capital no contaba con dos factores: sus eternas dudas defensivas y la fe de Kevin Volland.

El delantero del Mónaco acaparó el protagonismo del choque y, con dos goles y un penalti provocado, lideró un triunfo que, al descanso, parecía una auténtica quimera

El cuadro monegasco trató de jugar de tú a tú al campeón durante el primer tramo de partido y no tuvo miedo de intentar sacar el balón jugado desde atrás ante un conjunto de Thomas Tuchel que estuvo algo impreciso y apático en los primeros compases.

Las ocasiones brillaban por su ausencia durante los primeros minutos y ninguno de los dos equipos quería arriesgar en exceso. Con este panorama, solo la aparición de algún crack podía inclinar la balanza y, con Neymar presenciado el duelo desde la grada, todos los focos apuntaban a Mbappé.

El astro galo pasó desapercibido durante los primeros minutos, pero apareció a lo grande en la primera que tuvo con un gol clásico. Balón al espacio, galopada del '7' y definición sutil para poner el 0-1. Todo un mazazo.

El Mónaco no supo reponerse del golpe y, casi sin tiempo para reaccionar, se vio 0-2 abajo antes del minuto 40 con un nuevo tanto de Mbappé, que ejecutó sin problemas una pena máxima cometida sobre Kurzawa.

Antes del descanso, el PSG pudo matar definitivamente el choque de la mano de Kean y el propio Kylian, pero los goles logrados por ambos fueron anulados por fuera de juego. Unas posiciones adelantadas que dieron vida al cuadro monegasco.

Tras el paso por los vestuarios, el equipo del Louis II aprovechó la rendija que dejó abierta el PSG y, tras una terrible pájara de su zaga en los primeros minutos de la reanudación, se metió de pleno en el encuentro gracias a un tanto de Kevin Volland.

La defensa del equipo parisino era un flan. Tuchel dio entrada a Neymar para tratar de intimidar a su rival, pero la presencia del '10' no dio resultado. El Mónaco, con Cesc brillando con luz propia, se creció tras el gol y se adueñó del duelo mientras el equipo parisino generaba muchas dudas.

Las mismas fueron aprovechadas de nuevo por un Volland que, a pase de Fàbregas (que entró en el descanso) empujó a placer el esférico en boca de gol para poner el 2-2. De inmediato, Tuchel agitó el manzano. Mbappé se fue al banquillo junto a Pereira y Kurzawa. En su lugar, Paredes, Bakker y Kays Ruiz entraron al duelo.

Los cambios, sin embargo, no hicieron demasiado efecto y, pese a que había sensación de dominio parisino, el peligro lo llevaba un Mónaco que tuvo el 3-2 en las botas de Cesc y Volland, pero ninguno de los dos supo solventar un barullo en la frontal del área pequeña de Keylor Navas.

Los minutos pasaban y, tras un pequeño descenso en el ritmo del choque, el empate parecía ir aproximándose, pero Diallo quería su dosis protagonismo. El jugador del PSG, en un error tremendo, perdió el esférico, cometió penalti y dejó a su equipo con diez.

Un 'hat trick' calamitoso que Cesc Fàbregas se encargó de transformar en un 3-2 que confirmó una remontada que sería ya inapelable y que, tras el pitido final, volvió a dejar en el disparadero a un Thomas Tuchel que se puede jugar su futuro en unos días en la Champions League.

Felipe Romero

Felipe Romero

noticias 693 RANK 29
lecturas 4M RANK 25
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook