noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

Ziyech, por él y por todos sus compañeros

David Picón por David Picón @rfutbol - 2 5,953

Pin Ziyech, por él y por todos sus compañeros. EFE
Ziyech, por él y por todos sus compañeros. EFE

Ziyech, por él y por todos sus compañeros

David Picón por David Picón @rfutbol - 2 5,953

El Ajax tumbó al APOEL Nicosia (2-0) en un colosal partido de Hakim Ziyech y consiguió el ansiado billete para participar un año más en la fase de grupos de la Champions League. Los chicos, o algunos de ellos, que asombraron a Europa en la edición anterior no se perderán su cita en la Liga de Campeones.

Sin Donny van de Beek en la convocatoria, Ziyech hizo de todo y de todos. El marroquí firmó un partido casi perfecto y, pese a que no logró rubricar su encuentro con un gol, fue la mente pensante de un Ajax que tuvo la paciencia necesaria en un partido en el que era fácil perder los nervios.

Después del empate a cero en la ida, tanto Ajax como APOEL se jugaban el pase a una sola carta. El Johan Cruyff Arena decidía. Un estadio que vibró hace solo unos meses con su equipo en Europa tras llegar a semifinales del torneo.

Sin talentos como De Jong o De Ligt, los de Ten Hag respondieron a la llamada. En una primera parte en la que protagonizaron un monólogo ante un APOEL encerrado, los holandeses no lograban romper las líneas defensivas de su rival, aguerrido. Los chipriotas esperaban cazar algún contragolpe.

Justo cuando ya ambos pensaban en qué iban a preparar al descanso, llegó el gol del Ajax. Ziyech y su guante salieron a pasear por Ámsterdam. Una invitación que no pudo rechazar Edson Álvarez, titular y goleador. El mexicano, con un buen testarazo, sumó el primero al marcador.

Un resultado idóneo para los locales, con la capacidad de afrontar de una forma distinta la segunda mitad. Y así fue. Con la idea de mantener la pelota y con mucha paciencia, los futbolistas del Ajax acabaron poco a poco con la paciencia del APOEL, que cada vez debía conceder más espacios.

En medio del recital de Ziyech se quiso colar Tadic. El goleador, esta vez escorado en banda al jugar con Huntelaar, que había marcado antes una diana que acabó anulando el VAR, anotó un golazo a falta de diez minutos para acabar de sentenciar la eliminatoria. Golpeo seco y cruzado con su pierda zurda. Casi imparable, 2-0.

El 'show' de Ziyech terminó en el momento en el que su gasolina llegó a su fin. Agotado, y también ovacionado, el marroquí se marchó sustituido en los últimos minutos. Un partido para enmarcar. Hizo de De Jong, de Van de Beek y de sí mismo. El principal culpable del billete a la fase de grupos.

Después de las importantes salidas de este verano, los chicos de moda de la pasada edición volverán al torneo de las estrellas -más allá de la fase previa-, lo que supondrá un nuevo reto. Otro examen que aprobar. Pero, mientras tanto, toca disfrutar de estar otra vez entre los mejores.

David Picón

David Picón

noticias 550 RANK 27
lecturas 4M RANK 22
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook