Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y cambio de configuración Aceptar

De llegar al Madrid de Zidane o Ronaldo a ganarse la vida de camionero con 31 años

Pin
Ronaldo, Figo y Zidane fueron testigos directos del 'caso Centeno'. EFE

De llegar al Madrid de Zidane o Ronaldo a ganarse la vida de camionero con 31 años

Aimar Centeno fue un niño con suerte. O, al menos, con la fortuna con la que soñaban los 12.000 jóvenes que formaron parte del reality show 'Camino a la gloria'.

El citado programa tuvo lugar en 2002 y premiaba a un niño de Argentina con un coche, un cheque con una suculenta cantidad y, sin duda, la mejor recompensa: una prueba con el Real Madrid.

El Campo Argentino de Polo, en Buenos Aires fue el escenario de la primera selección del reality. Centeno logró entrar a 10 minutos de que se acabasen las plazas y comenzó a superar las cribas eliminatorias.

A sus 16 años, y tras demostrar en pruebas de 15 minutos su valía, fue nombrado ganador de un concurso que se hizo celebrérrimo en todas las casas del país.

"No he podido entrar en Argentinos Juniors… ¿Y voy a pasar una prueba con el Real Madrid?", espetó Centeno entre incredulidad y miedo mientras se dirigía en el avión hacia tierras españolas.

Al llegar, visitó el Santiago Bernabéu y saludó a Ronaldo, Figo o Zidane, entre otros, una bienvenida con la que sueñan millones de niños de todo el planeta.

Sin embargo, y a sólo unos metros de sus ídolos, Aimar Centeno vería cómo su sueño se desinflaba. Fue sometido a una prueba para ingresar en el filial blanco... ¡Pero apenas duró un minuto!

En el primer balón que tocó, puso un centro y notó que algo iba mal. Se rompió, que suele decirse en el fútbol. A partir de ahí, regresó a Argentina y pasó por River, Rosario Central y Chacarita.

Esta fue su última opción de llegar a la élite y, al no lograrlo, tiró la toalla. Ahora, con 31 años, Centeno se gana la vida como camionero tras haber trabajado como camarero, conserje y tendero.

Al fútbol sólo juega como puro entretenimiento con el equipo de su barrio en el que, eso sí, es el 'crack'. Faltaría más. No todos pertenecen un día al Real Madrid.

Carlos Torregrosa

Carlos Torregrosa

noticias 2,590 RANK 14
lecturas 22M RANK 10
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook