noscript image
GooglePlay Logo AppStore Logo

11 jugadores que cambiaron tanto que dejaste de reconocerlos

Pin Barthez fue uno de los que más cambiaron.
Barthez fue uno de los que más cambiaron.

11 jugadores que cambiaron tanto que dejaste de reconocerlos

Sergio Álvarez por Sergio Álvarez @gegi01 - 2 +109k

Algunos futbolistas pegaron un cambio en su carrera tan brutal que al final de su vida deportiva parecían personas distintas a las que debutaron en la juventud. La dichosa alopecia y alguna enfermedad también tuvo que ver...

Borislav Mikhailov

El caso más extremo que nos hemos encontrado hasta la fecha es el de Mikhailov. En 1986, su calvicie era galopante, pero Bulgaria desapareció un puñado de años del panorama futbolístico europeo y cuando regresó, en el Mundial de 1994, nos encontramos con una agradable sorpresa: Mikhailov tenía una frondosa cabellera. Lo mires por donde lo mires hay truco, Mikhailov se pasó al peluquín. Nos preguntamos cómo era capaz de tirarse a por los balones sin que su peinado sufriera.

Henrik Larsson

Quizás el más conocido de la lista. De joven, Larsson llevaba un llamativo peinado con rastas y por ello era reconocido mundialmente. Pero un gran puñado de aficionados, que lo descubrieron ya en su última etapa en el Celtic y en el Barcelona, jamás hubieran pensado que aquel habilidoso delantero rapado un día tuvo esa llamativa melena.

Ricardo Quaresma

Muy pocos recuerdan que Quaresma jugó con Ronaldinho en el Barcelona. Al final, acabó saliendo por estar todavía 'muy tierno' y para que Deco pudiera llegar al equipo azulgrana. Más de 15 años después, Quaresma luce un look de ex presidiario que en nada se parece al chaval metrosexual que despuntó en el Barça.

Clarence Seedorf

Está claro que al mítico centrocampista holandés le encantaba Frank Rijkaard. Si no, no se explica que llevara ese look homenaje al holandés durante tanto tiempo. Pasó por el Madrid y se dejó aún más larga la melena y acabó rapándose en el Milan, no pareciéndose nada al jugador de los inicios. Por suerte, futbolísticamente también evolucionó.

Fabien Barthez

El portero galo despuntó y se proclamó campeón de Europa con el Olympique de Marsella. Posteriormente, se fue al Mónaco y decidió que ese pelo que lucía en la coronilla ya no tapaba su incipiente calvicie, por lo que se afeitó la cabeza y así es como hoy le recuerda todo el mundo. ¿Sabías que algún día jugó con tanto pelo?

Santiago Cañizares

No hay demasiados años de diferencia entre el tierno Cañizares que debutó en Primera División y el porterazo teñido que jugó para el Valencia. El portero internacional comenzó llevando un look de lo más normal y respirando ternura por todos sus poros, pero cambió hacia un look mucho más marcado (y hasta macarra) con el paso de los años. Su tinte rubio lo recuerdan todos los buenos aficionados al fútbol. Y sus paradas también.

Raúl Bravo

El lateral izquierdo y central del Real Madrid y la Selección Española debutó muy joven con el equipo blanco y rápidamente pasó a jugar también con España. Tenía un look desgarbado y que no le favorecía nada, algo que descubrió muy pronto. Se rapó y fue otro, pero desgraciadamente también el buen fútbol que prometía acabó diluyéndose. Brilló en Grecia con el Olympiakos, pero no alcanzó el nivel que le llevó a ser titular con el Real Madrid.

Bogdan Stelea

Otro portero para la lista. Despuntó en España en el Mallorca y alcanzó la fama a mediados de los 90, fundamentalmente en el Mundial de Estados Unidos y la Eurocopa de Inglaterra. Para entonces, tenía un look muy diferente al que lucía al llegar a España. Se había rapado la cabeza y ya no se parecía a Prunea, con el que compartía la portería rumana, sino que tenía más un look de luchador de MMA. Le acompañó el resto de su carrera... hasta la fecha.

Paco Jémez

Todo el mundo conoce a Paco Jémez, pero... ¿recordabas sus inicios, en los que el central tenía una frondosa melena? Paco brilló en el Rayo y acabó fichando por el Deportivo de la Coruña, aunque terminó triunfando en el Zaragoza, club con el que alcanzó la internacionalidad ya sin esa popular melena. La imagen de ahora, de sobra conocida.

Frank Leboeuf

La Selección Francesa ha demostrado ser una mina en cuanto a cambios de look se refiere, pues no solo Barthez o Henry (¿recuerdas sus inicios?) han pasado por diversos looks. El central Frank Leboeuf, que jugó durante bastantes temporada en el Chelsea, también pasó de tener una peculiar cabellera (y mullet) a no tener ni un pelo de tonto. ¿Lo sabías?

Óscar Alberto Dertycia

¿Qué decir del más radical de los listados? Llegó de Argentina a la Fiorentina con una espectacular melena y acabó perdiendo todo el pelo fruto de una enfermedad. Para cuando llegó al Cádiz, nadie sabía que un día lució un espectacular pelo rizado, pues muchos pensaban que siempre había sido calvo. Con o sin pelo, goleó y conquistó al personal en la Liga.

Sergio Álvarez

Sergio Álvarez

noticias 4,403 RANK 7
lecturas 70M RANK 2
Más noticias del autor

Follow BeSoccer on Facebook